¿Qué esperar en una tercera entrevista laboral?

Escrito por Ruth Mayhew | Traducido por Noelia Menéndez

Si te invitan a tener una tercera entrevista laboral, esto es una señal positiva de que eres un buen candidato para el trabajo; sin importar si el organizador te dice que planifiques dos horas o 30 minutos, la cantidad de tiempo que estés allí no es necesariamente un factor determinante del resultado. Hasta este momento, la empresa ha invertido una cantidad significativa de tiempo explorando tu formación para determinar si eres el candidato mejor calificado, y la tercera entrevista puede ser la final.

El gerente de recursos humanos

Cuando llegues a la tercera entrevista, espera que el gerente de recursos humanos te salude de forma más familiar que en la segunda entrevista. Su tono de voz también puede ser más relajado y agradable. Si has llegado al tercer encuentro con la empresa, sólo se puede esperar un resultado positivo, así que interactúa con él de forma profesional, pero cordial. Probablemente las preguntas de esta entrevista se centren en tus cualidades profesionales: los atributos que marquen que encajarás con la cultura de la organización. Procura responder de forma espontánea, deja entrever tu personalidad a medida que describes tus cualidades profesionales y tus principios laborales personales que estén en armonía con la cultura de la empresa.

Aprobación ejecutiva

Dependiendo del trabajo para el que te consideren, es posible que el presidente de la empresa quiera conocerte. Si el gerente de recursos humanos no tiene la última palabra, entonces te pueden presentar a un ejecutivo de mayor jerarquía durante la tercera entrevista. En la reunión con el líder ejecutivo, posiblemente debas volver a exponer tus objetivos y tu filosofía. Cuanto más alto sea tu cargo dentro de la jerarquía empresarial, más responsable serás de sostener los valores de la empresa, ya que tu comportamiento y acciones en el lugar de trabajo debe ser el que deban emular los empleados.

Recorrido y presentaciones

Luego de tu reunión con los ejecutivos, debes tener calculado un recorrido de la oficina. Es probable que conozcas más cosas sobre el departamento donde trabajarás y a tus futuros colegas. No hay duda de que el gerente de recursos humanos observará cómo interactúas con tus posibles compañeros de trabajo durante el momento de las presentaciones: observará tu lenguaje corporal, la forma en que entablas conversaciones informales y cuán bien recibido eres por los demás empleados. A esta altura, el gerente de recursos humanos puede estar usando el recorrido y las presentaciones como último factor determinante si eres un buen candidato para la empresa.

Propuesta verbal

Una de las últimas cosas sobre las que hablarás antes de irte de la tercera entrevista es la promesa de una oferta laboral. Cuando el gerente de recursos humanos te diga: "Espera recibir una propuesta laboral de nuestra parte. Haré que Recursos Humanos la prepare y te la envíe lo antes posible", es una buena señal de que recibirás una oferta condicional. Si este finaliza la entrevista de esta manera, puedes entusiasmarte. Sin embargo, no des por terminada tu búsqueda laboral hasta que hayas recibido y aceptado la propuesta de la empresa. Procura que la tercera entrevista termine de forma positiva, sabiendo que les has causado una buena impresión al reclutador y al gerente de recursos humanos.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Comstock/Getty Images