La ventaja de cambiar un negocio unipersonal a una sociedad en comandita

Escrito por John Lister | Traducido por Anya Briceño

Un negocio unipersonal es fácil de crear y de mantener. Sin embargo, en un negocio unipersonal, el propietario es el único responsable de todas las decisiones y obligaciones del negocio. Hay dos formas de socios en una sociedad en comandita. Un socio general es similar a un socio en una sociedad ordinaria. Un socio comanditario es el que no es responsable en el aspecto financiero por las deudas más allá del riesgo de perder su inversión inicial. Una sociedad en comandita debe tener al menos un socio general que siga siendo responsable de forma personal.

Finanzas

Usar el formato de sociedad limitada le permite al dueño de un negocio ganar fondos adicionales de los nuevos socios sin el riesgo crediticio o los gastos de interés que genera obtener un préstamo. La sociedad en comandita puede hacer mucho más fácil atraer nuevos socios, ya que estos invierten dinero en el negocio sin tener un riesgo ilimitado si el negocio tiene problemas financieros.

Experiencia

Además de obtener financiamiento de nuevos socios, el dueño de un negocio se puede beneficiar del conocimiento profesional del socio y sus contactos. Esto es especialmente útil cuando el nuevo socio no está dispuesto a compartir esta información a menos que sea capaz de compartir los beneficios que estos traen a la compañía. Por ejemplo, si la persona fuera muy reconocida en la industria, es poco probable que esté dispuesta a trabajar para un negocio unipersonal como un trabajador por un salario que el propietario de este negocio pueda pagar.

Asistencia

Hasta el 2001, los socios comanditarios no podrían jugar un papel activo en las operaciones de la compañía, lo cual significa que eran socios pasivos. La Ley de Sociedades en Comandita Uniforme del 2001 retiró esta restricción. Esto significa que el socio comanditario puede ayudar a administrar la compañía, además de brindar información y habilidades. Esto puede ser muy útil si el dueño del negocio unipersonal es un experto en su producto o servicio pero no tiene experiencia en operar y hacer crecer un negocio.

Proyecto único

Los acuerdos de sociedades en comandita a menudo son adecuados para casos en los que el socio nuevo quiere estar involucrado en un solo proyecto del negocio unipersonal. Esto podría incluir proyectos de construcción o películas. El formato permite a aquellos con dinero invertir en un proyecto sin exponerse a un riesgo excesivo.

Créditos de las fotos

  • Ryan McVay/Photodisc/Getty Images