Las ventajas de una corporación sobre una sociedad o negocio de propiedad individual

Escrito por Marnie Kunz | Traducido por Morena Parras

Decidir como formarás tu negocio influirá muchos aspectos de tu negocio, incluyendo como las ganancias y obligaciones serán divididas, como tu negocio pagará los impuestos y como manejarás el negocio. Si eres un negocio grande, establecer una corporación te ofrece varias ventajas sobre el establecimiento de una sociedad o de un negocio de propiedad individual. Examinar los beneficios de una estructura corporativa te puede ayudar a decidir si formar una corporación es la mejor opción para tu negocio.

Visión general

Una corporación es propiedad de los accionistas, quienes obtienen beneficio de las ganancias de la compañía. Una sociedad es propiedad de dos o más personas que se dividen las ganancias del negocio. Un negocio de propiedad individual es propiedad de una persona quién es el responsable de las pérdidas y ganancias. Una corporación es la forma de negocios más compleja e involucra la mayor cantidad de papeleo y gastos para establecerla, pero puede ofrecer ciertos premios que otras formas de negocio no proporcionan.

Protección de obligaciones

De acuerdo a Entrepreneur.com, el mayor beneficio que una corporación ofrece sobre otras estructuras de negocios es la protección contra las obligaciones. Los accionistas no arriesgan perder sus activos personal a causa de las deudas de las compañías ya que las corporaciones son consideradas entidades legales separadas de las personas que son dueñas. Por otro lado, los dueños de las sociedades y propietarios individuales son responsables de las deudas de la compañía y de las responsabilidades legales, y son sujetos a perder los activos personales si la compañía se declara en bancarrota o se involucra en situaciones legales costosas.

Acceso a fondos

De acuerdo a la U.S. Small Business Administration (Administración de Pequeños Negocios de EE.UU.), las corporaciones pueden obtener fondos más rápidamente que otras formas de negocio. Las corporaciones pueden vender acciones para obtener dinero para los gastos del negocio y cubrir las deudas. Por otro lado, los propietarios individuales y los socios de negocios deben tratar de obtener fondos por su cuenta o pedir prestamos o programas de crédito para obtener dinero. Toma menos tiempo y esfuerzo vender acciones que aplicar a prestamos y buscar inversionistas para un negocio.

Beneficios de impuestos

Las corporaciones disfrutan de algunos beneficios fiscales que las empresas individuales y asociaciones no poseen. Las corporaciones deben presentar los impuestos por separado de los accionistas. Los propietarios de las corporaciones pagan impuestos sobre los sueldos, bonos y dividendos que obtienen de la corporación. Sin embargo, existen algunas opciones para aliviar la carga de pagar impuestos como una corporación y como accionista individual. Una corporación no está obligada a pagar el impuesto sobre las ganancias pagadas en concepto de indemnización a los empleados o accionistas y, se puede deducir los pagos como un gasto de negocio. Además, la tasa impositiva corporativa es generalmente más baja que la tasa de impuesto a la renta personal. Los propietarios de empresas individuales y sociedades pagan impuestos sobre la renta a tasas regulares sobre las ganancias asociadas a sus empresas.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Creatas/Getty Images