Implicaciones fiscales de sociedades limitadas maestras

Escrito por Grant Houston | Traducido por Mary Gomez

Las sociedades limitadas maestras (MLP, por sus siglas en inglés) son vehículos de inversión únicos que ofrecen ventajas fiscales de una sociedad limitada y la liquidez de una acción que cotiza en bolsa, ya que se negocian en la bolsa de valores. En general, se crearon en 1980 para fomentar el desarrollo de los recursos naturales y de la inversión y se rigen por las leyes de los Estados Unidos. De acuerdo con el Servicio de Impuestos Internos, no pagan el impuesto de sociedades, siempre y cuando el 90 por ciento de los ingresos generados provenga de fuentes "cualificadas", como el gas natural o el petróleo.

Estructura de la sociedad limitada maestra

La MLP se estructura como una sociedad limitada, en la que el LP (o inversionista) recibe una distribución requerida trimestral (QRD, por sus siglas en inglés) del socio general o administrador del fondo. El QRD se define en un contrato entre el inversionista y el administrador, donde no realizar la distribución requerida trimestral podría considerarse un "evento descalificador" (incumplimiento contractual). Esta estructura permite que la MLP evite impuestos de sociedades estatales y federales de manera legal. Los inversionistas también pueden capturar una participación proporcional (porcentaje basado en el porcentaje de participación) de la dotación por depreciación del MLP.

Temas relacionados con los impuestos individuales

Las complejidades fiscales de ser propietario de unidades en una MLP aumenta a medida que lo hace el porcentaje de participación. Cada inversionista es responsable de pagar los impuestos sobre la renta de la sociedad, lo cual se basa en la participación proporcional de la propiedad. Bajo ciertas circunstancias, los partícipes son responsables de los impuestos sobre la renta en los estados donde la MLP opera. Por lo tanto, un gasoducto que atraviesa cinco estados podría adeudar impuestos sobre la renta en cada estado. Además, pueden deberse impuestos si la inversión MLP se mantiene en una cuenta de jubilación calificada de impuestos como un plan 401 (k).

Beneficios en los impuestos de una MLP

Los beneficios fiscales en la estructura MLP es que se les paga a los accionistas a través de un "flujo de efectivo por las operaciones" en forma de dividendo. En los primeros años de la MLP, la inversión puede tratarse como un retorno de capital "libre de impuestos" debido a las amortizaciones. Definir los dividendos como rendimiento del capital no conlleva ningún hecho imponible inmediato sobre la ganancia. Los impuestos no son pagaderos hasta que se vendan las unidades MLP ya que reduce la "base de costo" (costo original del activo).

Complejidad de los impuestos en una MLP

Los impuestos de una MLP son bastante complejos, en especial el primer año. Para efectos fiscales, la empresa le envía a los inversionistas un K-1. Este documento financiero proporciona toda la información financiera vital requerida para preparar tu declaración de impuestos. Existen seis áreas de impuestos que debes entender, incluyendo el flujo a través de la contabilidad, la base imponible, el retorno de capital, las reglas de pérdida de pasivos, recuperación y base cero. Tu base fiscal se ajusta mediante aumentos de participación en las ganancias, participación en la deuda asociación y el capital adicional invertido. La base imponible se reduce por participación en las pérdidas, reducción de la cuota de la deuda y el capital cobrado.

Créditos de las fotos

  • NA/AbleStock.com/Getty Images