Ventajas y desventajas de la forma corporativa de negocios

Escrito por Kristie Lorette | Traducido por Enrique Pereira Vivas

Si estás tratando de decidir si debes incorporar tu negocio, puede que estés sopesando los pros y los contras de dirigir una corporación. Similar a otras formas de negocio, una corporación tiene sus ventajas y desventajas. Evalúa los elementos de una forma corporativa de negocio para determinar si es la mejor opción para tu empresa.

Límites de responsabilidad

La ventaja principal de una forma corporativa de los negocios es que una corporación es una entidad independiente, lo que significa que no eres personalmente responsable por los activos y las deudas de la empresa. La incorporación protege tus bienes personales de las demandas, cobro de deudas y otros asuntos de negocio que puedan surgir.

Tratamiento fiscal

La entidad independiente también separa las obligaciones fiscales, lo cual es otra ventaja. Esto significa que los impuestos de la corporación están separados de tus obligaciones fiscales personales. Como propietario de un negocio, eres responsable de pagar impuestos sólo sobre el dinero que la empresa te paga a ti en la forma de un salario, comisión o dividendos, esto es en cuanto a tu declaración de impuestos personales. La empresa es responsable de pagar los impuestos de sociedades (al tipo del impuesto de sociedades) sobre cualquier ganancia que la empresa hace.

Eterno

Otra de las ventajas de una forma corporativa de las empresas es que no muere cuando sus propietarios lo hacen. Debido a que una corporación es una entidad propia, ésta vive incluso después de que los accionistas (propietarios) deciden seguir adelante o disolver la sociedad o si la empresa se ​​fusiona con otra compañía. Es más fácil vender o fusionar una empresa, ya que es una cuestión de cambio de accionistas en lugar de tener que establecer un negocio completamente nuevo.

Costos

Una de las desventajas principales de una corporación son los costos para el funcionamiento de una forma corporativa de la empresa. Cuesta dinero incorporar en el estado en el que opera la empresa. Puedes optar por contratar a un abogado o contador para ayudarte a completar el papeleo de la incorporación, pero no es un requisito. Si incorporas directamente con el Secretario de Estado, a partir de 2010, la tasa oscila entre US$99 a US$150. Más allá de las cuotas de incorporación inicial, la forma corporativa de la empresa también tiene tarifas actuales asociadas con ésta. Una cuota de un informe anual puede costar hasta US$ 150 al año por cada año que la corporación exista después de la presentación inicial de incorporación.

Doble imposición

Para las corporaciones C, la sociedad termina pagando impuestos dos veces. En primer lugar, cuando la corporación C hace un beneficio, paga un impuesto de sociedades en la cuantía de los beneficios. La segunda vez que la corporación C paga los impuestos es cuando reparte dividendos a los accionistas. Muchas empresas que se incorporan eligen hacerlo como una corporación S en su lugar con el fin de evitar la doble imposición. La única diferencia entre una corporación C y una corporación S es una designación de impuestos presentada ante el IRS usando el Formulario 2553. Según el IRS, una corporación S puede elegir pasar la renta, pérdidas, deducciones y créditos para la corporación a través de los accionistas de la corporación para los propósitos de impuestos federales. Esto evita la posibilidad de la doble imposición a la que una corporación C está sometida.

Documentación

Las corporaciones necesitan mantener más registros que otras entidades comerciales. Las empresas deben presentar informes anuales y declaraciones de impuestos y mantener cuentas bancarias de negocios y registros que sean independientes de las cuentas personales. Los registros de reuniones de accionistas, consejo de actas de las sesiones del director, licencias y otros documentos corporativos también son necesarios.

Créditos de las fotos

  • billion dollar corporation image by Augustus Saxton from Fotolia.com