Las desventajas fiscales de las corporaciones S

Escrito por Carrie Belt | Traducido por Enrique Pereira Vivas

Una corporación S es una en la que los accionistas tienen responsabilidad limitada, pero aún mantienen cierta responsabilidad en caso de litigio. Los accionistas pueden incluir un grupo de personas o un solo dueño podría ser el único accionista. Una corporación S difiere de una corporación regular debido a que las pérdidas y las ganancias se cotizan en las declaraciones de impuestos personales de los propietarios. La corporación debe estar constituida en el estado en el que tenga su sede.

Pasos adicionales para el registro de una corporación S con el IRS

Las corporaciones S deben tomar medidas adicionales para su registro en el Servicio de Rentas Internas (IRS, por sus siglas en inglés). A menos que esos pasos se completen a tiempo, el IRS no reconocerá el estado de la corporación S y la organización tendrá que esperar un año fiscal completo para presentarse de nuevo. Para obtener la condición de una corporación S, las organizaciones deben convertirse primero en corporaciones. Las corporaciones S deben tener accionistas con el fin de operar, incluso si hay un solo accionista. Cada accionista deberá firmar el Formulario 2553, que debe ser presentado dentro de dos meses y 15 días a partir del comienzo del año fiscal con el fin de que la organización sea reconocida como una corporación S.

Los beneficios pueden estar sujetos a impuestos

Muchos propietarios de negocios pueden deducir ciertos gastos relacionados con el negocio de sus impuestos, reduciendo así su impuesto sobre la renta. Sin embargo, si un empleado-accionista es titular del dos por ciento o más de una corporación S, el IRS se refiere a algunos beneficios como ingresos imponibles. Estos beneficios incluyen el seguro de vida y el seguro de salud. En tal caso, los empresarios individuales de la corporación S no tendrían la misma deducción fiscal para algunos gastos de negocio como algunos otros empresarios individuales.

Requisitos estrictos para el mantenimiento del estado fiscal de una corporación S

Las corporaciones S deben seguir unos requisitos de funcionamiento estrictos, incluyendo la toma de notas detalladas y tener reuniones programadas. Por ejemplo, todas las corporaciones S deben haber programado reuniones para el director y los accionistas. La organización debe mantener minutos para las reuniones, registrar las adopciones y las actualizaciones de los estatutos de la organización, informar sobre las transferencias de acciones y llevar un registro detallado. Una empresa que no cumpla con estos requisitos puede perder su condición de corporación S.

Los accionistas deben tener una compensación razonable para evitar la clasificación de "salarios"

Todos los accionistas que trabajan para una corporación S deben recibir una compensación razonable. Esto significa que los accionistas deberán recibir el pago que se considera que es el valor justo de mercado. Si los accionistas no reciben una compensación razonable, el IRS podrá reclasificar las ganancias corporativas como los salarios, lo que podría dar lugar a mayores impuestos. Como resultado, incluso un único propietario que dirige una corporación S podría pagar más impuestos si gana un ingreso bajo pero tiene grandes distribuciones. El estado de la corporación S puede cambiar de manera impredecible, dependiendo de si la empresa ofrece una compensación razonable.

Créditos de las fotos

  • Creatas Images/Creatas/Getty Images