Herramientas de marketing para los productos agrícolas

Escrito por Forest Time | Traducido por Laura Guilleron
Algunos de los lugares para vender productos agrícolas son los mercados de granjeros, las granjas, los supermercados y los restaurantes.

Algunos de los lugares para vender productos agrícolas son los mercados de granjeros, las granjas, los supermercados y los restaurantes.

Cultivar alimentos puede ser gratificante en muchas formas para los propietarios de los pequeños negocios, pero sólo será financieramente satisfactorio para las compañías que puedan comerciar sus bienes de forma adecuada. Sin importar que le vendas los productos a clientes individuales a precios de mercado o a tiendas minoristas y restaurantes a precios mayoristas, hay un número de herramientas de marketing que puedes utilizar.

Venta en tu granja

Si les vas a vender a los clientes en tu propia granja, es más efectivo atraerlos con algo más que un simple letrero al costado de la ruta. Dales a los clientes la oportunidad de elegir sus propios productos. Los maíces y otras atracciones de estación con temática de granja te ayudarán a incrementar las ventas y generar ingresos adicionales secundarios. Otra de forma de producir tanto intereses como ganancias es realizar talleres relacionados a la agricultura o a cómo cocinar los tipos de productos que vendes. Dar muestras en el lugar es otra manera de comerciar tus productos. Desarrolla un sitio web y emplea las herramientas de los medios sociales como un método de publicidad eficaz en cuando al costo.

Mercados de granjeros

Los mercados de granjeros ofrecen una alternativa a los supermercados para muchos clientes. Abrir un puesto en un mercado de granjero puede ser una manera fantástica de complementar las ventas en la ubicación de tu granja y llegar a distintos clientes. Hay muchas maneras de atraer a los clientes a tu puesto. Dar muestras, presentar demostraciones, hacer decoraciones festivas y proporcionar productos únicos o de valor agreagado son formas geniales de generar intereses. Ofrecer un par de productos de selección a precios inferiores a los del mercado es otra idea para atraer a los clientes. Mientras más variedad de productos agrícolas ofrezcas, más clientes podrás atraer.

Comerciar en supermercados

Debido a que a los supermercados minoristas les gusta comerciar los productos agrícolas como orgánicos y cultivados a nivel local, los supermercados de la zona podrían querer vender tus productos. Si cultivas sin pesticidas, puedes publicitar tu producto como orgánico ante los minoristas locales para distinguirlo de los productos de la competencia. Es imprescindible que proporciones un producto constante y de alta calidad para venderle a los minoristas, además de cultivar la cantidad suficiente para hacer entregas regulares. Puedes contactar a los minoristas directamente o vender tus productos mediante una cooperativa de granjeros o un distribuidor al por mayor. Si bien vender a los supermercados es una buena manera de incrementar las ventas, tu margen de ganancias será más bajo que cuando les vendas directamente a los clientes.

Vender a restaurantes

Los restaurantes también podrían escoger usar productos agrícolas frescos y de procedencia local. Una vez más, puedes lanzar tus productos a restaurantes específicos o vender mediante una cooperativa de granjeros. Cuando te dirijas a los restaurantes para hablarles acerca de elegir tus productos, enfatiza la calidad y constancia de lo que puedes ofrecer, así como tu capacidad para hacer entregas confiables y a tiempo. Ofrece muestras a los dueños de los restaurantes para demostrar que tu producto es superior. Ya que muchos restaurantes prefieren ordenar de la menor cantidad posible de proveedores, hacer hincapié en la diversidad de productos agrícolas que puedes ofrecer es otra estrategia exitosa en el momento de comerciar con los restaurantes.

Créditos de las fotos

  • Comstock/Comstock/Getty Images