Cómo iniciar un restaurante de desayunos

Escrito por Morgan Rush | Traducido por Maria Eugenia Gonzalez

Los restaurantes de desayunos llevan alegres imágenes de pilas de tortitas, salsa caliente, galletas caseras y humeantes tazas de café fresco, todo animado por el sonido de la charla matinal de los clientes fieles. La industria de los restaurantes genera en los Estados Unidos US$580 mil millones en ventas, según el artículo en línea "Hechos en un abrir y cerrar de ojos" de la Asociación Nacional de Restaurantes. Capturando casi la mitad los cupones de alimentos, los 945,000 restaurantes del país emplean a 12,7 millones de personas.

Identifica tu nicho. Los restaurantes que tratan de captar una base de clientes muy amplia a menudo abarcan más de lo que pueden apretar, según lo expresa el sitio Entrepreneur.com en el artículo "Cómo iniciar un restaurante". Los clientes de la generación Y son étnicamente una población muy diversa, probablemente más interesada en probar nuevos alimentos. Los clientes de la generación X son partidarios de los establecimientos sensatos que enfaticen el autoservicio y las comidas accesibles. Los padres de hijos adultos pueden preferir porciones de desayunos menos abundantes y alimentos saludables como avena o té verde a medida que envejecen. Explorar la competencia local puede ser una buena forma de identificar tu nicho y apuntar a la población que no está debidamente atendida.

Solicita los permisos. Deberás obtener una licencia de negocios, número de identificación fiscal y seguro de responsabilidad civil. Consulta con las agencias locales para conocer los permisos necesarios para manipular y servir alimentos, y necesitarás una licencia para vender bebidas alcohólicas sin quieres servir tragos como mimosa o bloody mary junto con los huevos con panceta. Las licencias de comercio son necesarias para vender tazas de café o camisetas con marcas.

Equipa tu restaurante. Para iniciar un restaurante de desayunos, compra los artículos necesarios para preparar y servir alimentos y dirigir el negocio. De acuerdo a Maureen Farrell, que escribe para Forbes.com, necesitarás cocinas industriales y unidades de ventilación, refrigeradores, banquetas altas, mesas y pabellones de desayuno cómodos, estanterías y estaciones de elaboración de alimentos. Los restaurantes de desayunos requieren varios puestos para hacer café, ya que muchos clientes lo toman con sus comidas. No olvides comprar un software de contabilidad, computadora, teléfonos y una máquina de fax para enviar pedidos. La mayoría de los restaurantes están renunciando a las libretas de anotaciones tradicionales para tomar órdenes en favor de sistemas de computadoras en los puntos de venta que permiten a los empleados emitir las órdenes de forma electrónica.

Diseña el menú. Los artículos de un menú de desayuno pueden incluir omelets, burritos o comidas internacionales como crepes y huevos rancheros. Considera agregar artículos especiales de temporada para renovar el menú y hacer que los clientes vuelvan. Los desayunos veraniegos pueden incluir frutas frescas, mientras que los menús de otoño e invierno pueden incluir café con leche con sabor a manzana o bollos de calabaza.

Consejo

  • Ahorra dinero en los costos de inicio comprando un restaurante existente ya equipado con los artículos necesarios. No obstante, puede que debas reemplazar los que estén obsoletos o rotos.

Advertencia

  • La demanda de desayunos puede ser particularmente agotadora, por lo tanto no apures el proceso de entrenamiento de los nuevos empleados cuando inicies un restaurante de desayunos. Confundir las órdenes, el servicio descuidado y los huevos fríos son una forma segura de perder clientes rápidamente.

Créditos de las fotos

  • Creative Crop/Digital Vision/Getty Images