¿Qué necesitas para abrir una tienda de segunda mano?

Escrito por Brian Hill | Traducido por Camila Carbone

No se necesita mucho para abrir una tienda de segunda mano, tan solo algunos artículos que puedas vender, un espacio para que la gente pueda acercarse a comprar y una forma de guardar dinero. Otra cosa es hacer de una tienda de segunda mano un negocio rentable. Solo porque ofreces artículos de segunda mano a un precio menor del real no quiere decir que debas ignorar las reglas de un negocio rentable.

Licencias

Las licencias necesarias dependen de la ubicación y el propósito de la tienda de segunda mano. Si es una tienda de caridad más que una para generar ganancias, las licencias serán diferentes. Lo más probable es que la tienda deba contar con una licencia para revender, también conocida como licencia de privilegio, para poder pagar los impuestos estatales.

Tipo

Las tiendas de segunda mano pueden ofrecer toda clase de productos desde ropa a muebles para bebés o productos de jardinería. Aunque también puede especializarse en un solo tipo de producto, como ser ropa usada en buenas condiciones. Revisa la competencia para que puedas decidir si debes abrir una tienda con artículos en general o enfocarte en un solo tipo de artículos, y en este caso, en qué tipo de artículo.

Inventario

En las tiendas de mercadería de segunda mano debes contar con un inventario de los artículos que tienes a la venta. Puedes obtener la mercadería mediante donaciones o en ventas de garaje, mercadillos o en mercados de pulgas, aunque también puedes adquirirla en subastas en línea en sitios especializados. Compra sólo los productos que puedes cobrar con, por lo menos, un 50 % más de lo que pagaste. Esa es la medida típica para los precios. En la industria minorista esta es la piedra angular. Por ejemplo, si compras un producto a US$1,00 deberás venderlo a US$2,00. El margen de beneficio es de $ 1,00 y se calcula como un porcentaje del precio de venta al por menor, o 50 por ciento, de acuerdo con Entrepreneur.com. Otra manera de pensar en clave es el doble del costo.

Locales comerciales

Puedes tener una tienda de segunda mano dentro de la propiedad de una iglesia para evitar el pago de la renta. Sin embargo, esto no siempre te ayudará a recibir más clientes. Elige un lugar que atraiga a muchas personas. Si es posible, sitúa la tienda de segunda mano cerca de las tiendas o puntos de venta de gangas, manufacturas o almacenes. Al elegir el lugar, ten en cuenta la cantidad de inventario que ofrecerás. En una tienda llena de gente es difícil para los clientes buscar y encontrar lo que quieren. Una gran tienda con la mercadería dispersa se ve vacía, con poco que ofrecer.

Marketing

Aun si posees una tienda de artículos de segunda mano necesitas contar con un plan de marketing que le permita a los potenciales clientes conocerte y saber qué tipo de productos ofreces. Utiliza avisos en el periódico, crea un sitio en línea y desarrolla un programa de promociones.

Cómo cobrar

El efectivo y los cheques parecen ser la forma más conveniente de cobrar el dinero de las ventas. Las transacciones con crédito o débito incluyen cargos. Además debes solicitar ser aceptado como comerciante en una empresa que procese estas transacciones. Sin embargo, si no trabajas con débito o crédito perderás muchos clientes.

Créditos de las fotos