Como comercializar producción de cosecha propia

Escrito por Fraser Sherman | Traducido por Priscila Caminer

La gente no va a comprar tu producción de cosecha propia a menos que sepan lo que estás vendiendo. Ya sea que cultives albahaca, zanahoria, tomates o fresas, necesitas de marketing para atraer a clientes y obtener ganancias. Esto no significa tener que alquilar tiempo publicitario en la televisión o comprar espacio en carteles: un negocio de producción pequeña puede llegar lejos con acciones de marketing simples y económicas.

Restaurantes

Si patrocinas un restaurante local con regularidad, pregunta al chef si estaría interesado en comprar algunos de tus productos. No tengas miedo de ofrecerle al cocinero muestras gratis para que pueda comprobar por sí mismo lo buenas que son. Busca otros restaurantes en tu comunidad que usen alimentos frescos y locales y, también trata de conocer a sus chefs. Los chefs que quieran hacer negocios contigo esperarán por un suministro constante de productos de forma regular, por lo que no prometas más cantidad de lo que puedas entregar.

Redes

El boca a boca es la forma más barata de comercialización y, si la transmisión es positiva, es uno de los métodos más eficaces. Dile a tus amigos, familiares y vecinos que tienes producción para vender. Menciónalo en Twitter, Facebook u otros sistemas de redes sociales. Escucha y hablar a la vez: si ves que la gente prefiere tener tomates de cosecha propia en vez de zanahorias, planifica tu agricultura para ello. Si encuentras que hay un gran interés en tu producción, considera la agricultura de apoyo comunitario, un sistema en el que los clientes compran una parte de tu producción antes de la cosecha.

Cooperando

Si hay un mercado de agricultores en tu comunidad vendiendo productos frescos, averigua cuánto costaría alquilar un local allí regularmente. De esta manera, tendrás la garantía de la exposición a un flujo constante de gente que busca comprar frutas frescas, hierbas o verduras, aunque tendrás que competir con otros vendedores en el mercado. Si no hay ningún mercado de agricultores, pero sabes de otros cultivadores cosechan en el área, considera empezar un mercado o crear una cooperativa para reunir tus recursos de marketing.

Expansión

Si deseas ampliar las ventas más allá del boca a boca y de lo que el mercado local de agricultores puede generar, haz algunas investigaciones. Basado en tus ventas hechas hasta el momento, estima cuánta producción podrías vender si inviertes más dinero y esfuerzo en tu comercialización. Calcula cuánto te costará la expansión, no sólo en el espacio añadido para los productos agrícolas, sino en gastos de envío si comercializas a un área más amplia. Eso te indicará cuánto necesitarás cobrar para obtener un beneficio. Comienza tu expansión con estrategias de marketing rentables. La creación de un sitio web, por ejemplo, te permitirá llegar a los clientes en cualquier lugar.

Créditos de las fotos

  • Photodisc/Photodisc/Getty Images