Cómo iniciar un negocio de tienda de segunda mano

Escrito por Megan Martin | Traducido por Valeria Garcia

Las tiendas de segunda mano de hoy en día son modernas, especializadas y de alta demanda, lo que significa que están creciendo en popularidad. Si disfrutas de tiendas de descuento o tienes una pasión por los artículos vintage, retro o de alta moda, una tienda de segunda mano podría ser para ti. Hay muchos caminos a seguir para este negocio, pero sin importar cuál sea tu enfoque, un gran plan de negocio, un inventario de calidad y grandes habilidades de mercadeo son una necesidad.

Items you will need

  • Licencia de negocio
  • Espacio comercial o de alquiler
  • Mercancía
  • Materiales de mercadotecnia

Crea un plan de negocio para tu tienda. Decide si vendes una variedad de artículos o te centras en la venta de antigüedades, muebles vintage, ropa usada y otros artículos. Considera si tu mercado objetivo serán familias de bajos ingresos, ciudadanos acomodados en busca de artículos vintage, high-end u otros. Visita o investiga otros almacenes de ahorro locales, determina quién es tu mercado objetivo y si están cumpliendo con las necesidades del mercado. Considera cómo se puede diferenciar tu negocio de competidores a través de tu inventario y precios. Haz una lista de suministros y evalúa cuánto dinero necesitarás para que tu negocio empiece a funcionar. Proporciona a tu negocio un nombre que envíe un mensaje atractivo a tu mercado objetivo y los aliente a comprar contigo. Asocia lo que hace original a tu tienda en su nombre. Por ejemplo, si te especializarás en ropa usada de marca a menor precio, intenta hacer que esta idea esté presente en el nombre de la negocio.

Adquiere la licencia y el seguro para tu negocio. Solicita una licencia de negocios en la oficina de la secretaria de tu ciudad. Asegura tu mercancía contra robo y daños y obtén cobertura de responsabilidad civil en caso de que los clientes se involucren en cualquier lesión mientras se encuentren en tu tienda.

Busca una ubicación. Busca espacios de alquiler en áreas que consigan mucho tráfico de automóviles y de pie, especialmente las zonas donde es probable que tu mercado objetivo viva o realice compras. Busca un lugar que tenga grandes escaparates para mostrar elementos atractivos. Considera si las empresas competidoras están cercanas: ubicar tu negocio cerca de los competidores puede ser una ventaja o desventaja. A muchos compradores de segunda mano les gusta comprar en bastantes tiendas en cada viaje, pero asegúrate de que tus precios y ofertas estén en sintonía con los competidores si decides ubicarte cerca de ellos.

Recoge la mercancía. Frecuenta ventas de garaje, tiendas de segunda mano más baratas y ventas de inmuebles en busca de buenas ofertas en artículos usados. Recolecta artículos no dañados de callejones y bordes de aceras y arréglalos antes de venderlos. Busca en línea para encontrar mayoristas que ofrezcan buenas ofertas en ropa usada vendida a granel. Solicita donaciones y ofrece recogerlas de donantes o crea un lugar para entrega de donaciones en la dirección de tu negocio si ya te mudaste.

Comercializa tu tienda. Crea folletos y tarjetas de visita para distribuir a los clientes potenciales que conozcas. Incluye los tipos de artículos que vendes y destaca lo que hace que tu tienda sea original. Coloca volantes en los tablones de anuncios locales de los negocios minoristas que frecuenta tu mercado objetivo. Planea una gran inauguración que atraerá a tu clientela. Podrías celebrar con un brindis como parte de la apertura de una tienda vintage de alta gama. Una tienda especializada en ropa usada para niños podría tener juegos infantiles. Muestra una hoja de inscripción donde los clientes potenciales puedan inscribirse a tu lista de correo electrónico. Envía un correo electrónico a tus clientes regularmente con cupones o actualizaciones de las existencias.

Créditos de las fotos

  • Siri Stafford/Digital Vision/Getty Images