Habilidades de administración del tiempo para enfermeras

Escrito por Kristine Tucker | Traducido por Maria Gloria Garcia Menendez
Una organización fuerte ayuda a las enfermeras a desarrollar habilidades de gestión de tiempo.

Una organización fuerte ayuda a las enfermeras a desarrollar habilidades de gestión de tiempo.

Las enfermeras se desgastan mucho cuando abordan las preocupaciones de los pacientes, presentan papeles y responden a las demandas de los médicos. Con tantas responsabilidades, una enfermera no tiene tiempo que perder. Cuando trabajas como enfermera, las distracciones, la desorganización y los procedimientos ineficientes pueden hacer que tu día sea largo y oneroso. Por otro lado, la preparación diaria y la atención a tus responsabilidades más importantes de trabajo pueden hacer que tu día sea fructífero y productivo.

Planificación

Aunque tus responsabilidades como enfermera son algo impredecibles, estrategizar tu tiempo de planificación de tareas puede hacer que tu día sea constructivo. Por ejemplo, puedes comenzar el día haciendo una lista de todo lo que necesitas hacer, como completar el papeleo del paciente, las necesidades de atención específica al paciente, las solicitudes de laboratorio, ordenar comidas a los pacientes y asistir a las reuniones del personal. Cuando completes cada tarea, táchala de tu lista. Una lista de "tareas" te ayuda a mantenerte centrado en tus responsabilidades de enfermería así que no hay tiempo muerto ni improductivo. Cuando haya un descanso en tu carga de trabajo, evalúa la lista, añade o elimina elementos según su importancia. Crear una lista tiene un doble propósito; te ayuda a administrar tu tiempo y alivia el estrés al asegurar que no te olvidas de nada importante.

Priorización

Cuando hagas una lista para ayudar a administrar tu tiempo, céntrate en tus responsabilidades más críticas primero. Organizar tu día según las prioridades te permite realizar las actividades más importantes durante la mayor parte de tu turno, salvando al final del día para las tareas restantes que podrías ser capaz de posponer. En la mayoría de los casos, la atención al paciente y su satisfacción deben estar en la parte superior de la lista. Según las Baptist Health Schools (Escuelas de Salud Bautista), es mejor completar tu tarea de prioridad más alta siempre que sea posible, asegurándote de que no haya retraso ni olvido y terminar una tarea antes de iniciar otra. Entonces, puedes revisar tu agenda y reorganizar las prioridades basadas en tareas restantes y agregar nuevas responsabilidades que tomaste durante el día.

Organización

Mantenerse organizado es una de las mejores maneras de evitar perder el tiempo que de lo contrario podrías pasar buscando recetas, encontrando registros de pacientes o localizando resultados de laboratorio. Si mantienes tu espacio de trabajo ordenado y organizado, puedes localizar documentos y dispensar recetas rápida y eficientemente. Una página web popular de enfermería, Nurse Together, recomienda comenzar tu día asegurándote de que todo el equipo esté limpio y listo para usar para ayudar a reducir el nivel de estrés y hacer más fácil el día. Al final del día, archiva el papeleo que puedas, guarda los archivos necesarios en tu computadora, organiza copias impresas con sujetapapeles o utiliza cajas de entrada y de salida para impedir que se complique tu área de trabajo. Esta capacidad de gestión de tiempo es especialmente útil si varios funcionarios necesitan tener acceso a los mismos documentos y archivos de los pacientes. Delegar tareas a quienes fueron contratados para compartir tus responsabilidades también ayuda a que cada turno funcione suavemente, asegurando que no llevas la carga de trabajo solo.

Ronda cada hora

La aplicación de la ronda cada hora ayuda a las enfermeras a administrar su tiempo mientras aumenta la satisfacción general del paciente. Según el University of Mississippi Medical Center (Centro Médico de la Universidad de Misisipi), la ronda cada hora fue creada por el grupo de Studer y se estableció en enero de 2011 en el Hospital de niños Batson. Un enfoque reactivo menos eficaz para el cuidado del paciente, esperando a las enfermeras para responder a la llamada de un paciente para abordar los problemas, fue sustituido por la ronda cada hora. La ronda cada hora requiere a las enfermeras que visiten cada habitación del paciente al menos una vez por hora para ver si tienen necesidades como dolor, comida, bebida, juego de artículos y preocupaciones de los padres. Según Jennifer Stephen, director clínico de servicios de emergencia en el Hospital de niños, "esto está reuniendo con un propósito en lugar de apagar incendios". Es un procedimiento de gestión eficaz del tiempo porque te ayuda a controlar las pequeñas preocupaciones antes de que se conviertan en problemas desperdiciador de tiempo. Cuando hayas completado tus rondas por hora, puedes trabajar en documentos u otras responsabilidades.

Créditos de las fotos

  • Comstock/Comstock/Getty Images