El propósito de un sistema de gestión de la calidad

Escrito por Julie Davoren | Traducido por Gabriela Nungaray
El propósito de los sistemas de gestión de calidad es lograr la satisfacción del cliente mediante la mejora de la calidad.

El propósito de los sistemas de gestión de calidad es lograr la satisfacción del cliente mediante la mejora de la calidad.

Las pequeñas empresas suelen tener que luchar para tener éxito en un mercado competitivo. Por esta razón, las empresas ofrecen servicios de primer nivel o productos en mejores condiciones para sobrevivir y prosperar. Sin embargo, ofrecer mejores productos que la competencia no es suficiente para tener éxito. También se debe considerar el costo junto con la calidad y los sistemas de gestión de la calidad pueden ayudarte a evaluar su desempeño en estas áreas.

Definición

Un sistema de gestión de la calidad se basa en el principio de que cada operación necesaria para producir uno de valor superior. Es, por lo tanto, un concepto que se utiliza a lo largo de un negocio que también se extiende a los clientes y proveedores. Su objetivo es mejorar la calidad del producto y podría alterar los procesos de negocio, estructuras y responsabilidades del personal para lograrlo. Al incorporar un sistema de gestión de la calidad en su organización, todas las actividades se centran en la calidad. Así que si compras materia prima, la procesas, almacenas o distribuyes, cada paso está programado para cumplir con los niveles de referencia de calidad.

Función

Incorporar un sistema de gestión de calidad, piensa en las operaciones de los procesos que se deben mejorar. La calidad no es el resultado de una sola vez, así que, para lograrlo, debes centrarte en la mejora continua en todos los procesos. Los pasos a seguir para mejorar la calidad deben estar basados en la evidencia. También debes tener proveedores con altos estándares a la hora de satisfacer los requisitos. Lo más importante es concentrarte en tus clientes, sus necesidades, percepciones y necesidades.

Extensión

Para muchas empresas, la idea de la gestión de la calidad va más allá de las mejoras del producto y el servicio. Estas empresas realizan actividades empresariales de una manera sostenible. Utilizan materias primas y dejan una mínima huella medioambiental. Lo hacen mediante la inversión en tecnologías y procesos respetuosos con el medio ambiente. Informan sobre sus procesos, cuentas, finanzas, metas y actividades futuras sin preguntar de los reguladores. Mediante la integración de los conceptos de sistemas de gestión de calidad en sus prácticas de presentación de informes, que reducen las demandas del regulador y la transparencia de la inversión.

Propósito

El objetivo principal es un sistema de gestión de la calidad para vencer a la competencia. Esto se hace mediante la adición de valor en cada etapa de producción. Se definen los planes a largo plazo para tu empresa y, al mismo tiempo que proporcionas un marco para ello. Los sistemas de gestión de la calidad hacen que cada empleado sea el dueño de satisfacción del cliente. A nivel interno, se genera un sentido de colaboración y motivación. Es posible fijar objetivos anuales de crecimiento de ventas o innovación de productos, sino que cada objetivo sea metódicamente conducido sobre la base de la calidad del producto, la atención y el servicio. El inicio de un sistema de gestión de la calidad en tu empresa puede identificar los residuos, enderezar los procesos y por lo tanto reducir los costos al disminuir las ineficiencias. Es, por lo tanto, la mejora de la satisfacción del cliente, aumenta las ventas y promueve la buena voluntad de tu negocio.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images