Objetivos financieros de negocios

Escrito por David Ingram | Traducido por Enrique Pereira Vivas

Establecer metas y objetivos es vital para cualquier empresario que supervisa una nueva empresa en crecimiento. Los dueños de negocios establecen diferentes tipos de objetivos, incluidos los objetivos financieros, para darles un plan sólido para avanzar en la dirección del éxito a largo plazo. Los objetivos financieros de negocios comunes incluyen aumentar los ingresos, el aumento de los márgenes de beneficios, la reducción de personal en tiempos de dificultad y ganar un retorno de la inversión.

Crecimiento de ingresos

El aumento de los ingresos es el objetivo financiero más básico y fundamental de cualquier negocio. El crecimiento de los ingresos proviene de un énfasis en las actividades de ventas y marketing, y solamente se preocupa de aumentar los ingresos de primera línea, la utilidad antes de gastos. Las empresas suelen fijar objetivos de ingresos en términos de aumentos porcentuales en vez de tener como objetivo cantidades de dinero específicas. Un empresario puede fijar un objetivo de aumentar los ingresos en un 20 % cada año durante los primeros cinco años de operaciones de la nueva compañía, por ejemplo.

Márgenes de ganancia

Los objetivos de beneficios son un poco más sofisticados que los objetivos de crecimiento de ingresos. Cualquier dinero sobrante de los ingresos por ventas después de que todos los gastos han sido pagados se consideran ganancia. El beneficio o línea de fondo de ganancias, se puede utilizar en un número de maneras, incluyendo en invertirlo en el negocio para la expansión y distribuirlo entre los empleados en un acuerdo de reparto de utilidades. Los objetivos de beneficios se refieren en primer lugar con los ingresos, luego con los costos. Mantener los costos bajos mediante la búsqueda y construcción de relaciones con los proveedores de confianza, el diseño de las operaciones con la mirada puesta en la eficiencia magra y el aprovechamiento de las economías de escala, por nombrar unos cuantos métodos, puede dejarte con más dinero después de pagar todas tus cuentas.

Sostenibilidad

En ciertos momentos, las empresas o marcas pueden preocuparse principalmente en la supervivencia económica básica. La reducción es una técnica de marketing, basada en un objetivo financiero, que intenta mantener una marca viva y evitar que los ingresos corrientes y los niveles de beneficios caigan más lejos durante la etapa de "decadencia" del ciclo de vida del producto/marca. Las empresas pueden estar preocupadas con la sostenibilidad financiera durante los períodos de crisis económica también. Los objetivos financieros comunes para la supervivencia incluyen la recolección de todas las deudas pendientes de pago a tiempo y en su desapalancamiento en su totalidad mediante el pago de la deuda y al mantener los niveles de ingresos constantes.

Retorno de la inversión

El retorno de la inversión es un ratio financiero aplicado a los gastos de capital. El ROI se puede aplicar a dos escenarios básicos. En primer lugar, el ROI se refiere a la rentabilidad generada por las inversiones en bienes inmuebles y equipos productivos. Los dueños de negocios quieren asegurarse de que los edificios, la maquinaria y otros equipos que compran generan suficientes ingresos y beneficios para justificar el costo de compra. En segundo lugar, el ROI se aplica a las inversiones en acciones, bonos y otros instrumentos de inversión. El mismo principio se aplica a estas inversiones, pero en general no hay activos físicos y productivos utilizados para generar un cambio. En cambio, el ROI de los productos de inversión se calcula mediante la comparación de los dividendos, intereses y ganancias de capital realizadas a partir de las inversiones realizadas por el costo de la inversión y el costo de oportunidad de renunciar a inversiones alternativas.

Créditos de las fotos

  • money money money image by Tribalstar from Fotolia.com