Cuál es la diferencia entre un objetivo y una misión

Escrito por Charmayne Smith | Traducido por Enrique Pereira Vivas

    Las diferencias entre un objetivo y una declaración de la misión son muy amplias, pero sutiles. Si bien la declaración de misión expresa el panorama general, el objetivo es más tangible y más asequible que la misión. La declaración de misión está apoyada por los objetivos. Los objetivos están diseñados para hacer que la declaración de la misión abierta sea alcanzable.

    Misión

    En los negocios, la declaración de misión es amplia pero sencilla que expresa la visión definida de la empresa. La visión es, en esencia, la imagen grande de la declaración de la misión. La declaración de misión pone la visión en palabras y establece el tono para las metas de la empresa. La declaración de misión también establece la estructura de los valores fundamentales de la empresa y los principios. Estos valores y principios ayudan a guiar las acciones y la conducta del personal de la empresa.

    Objetivo

    Los objetivos son una serie de niveles que la empresa describe para cumplir su misión. Cada meta, o nivel, está separado por una serie de escalones que la empresa debe subir para llegar a cada objetivo. Los peldaños son objetivos. Los objetivos, a diferencia de la declaración de la misión, son pasos accionables y medibles. Por lo general, hay múltiples metas y objetivos necesarios para lograr la declaración de la misión de negocios.

    Estrategias

    Para lograr los objetivos, la empresa debe crear estrategias detalladas para definir los pasos que la empresa ​​llevará para la consecución de los objetivos. Las estrategias detallan los pasos, así como el personal y los recursos necesarios para completar cada aspecto. Al igual que los objetivos, las estrategias son acciones concretas y medibles y con frecuencia incluyen una serie de plazos a corto plazo que están diseñados para asegurar que los plazos de los objetivos se cumplan.

    Consideraciones

    La declaración de la misión y los objetivos no son intercambiables ni independientes. Sin los objetivos, la declaración de misión es inalcanzable. Sin la declaración de la misión, los objetivos no tienen sentido. La declaración de la misión es demasiado amplia para ser medible y los objetivos son demasiado específicos para proporcionar el panorama general. Cuando está bien definido, la declaración de la misión y los objetivos proporcionan un equilibrio que ayuda a dar forma a las operaciones de la empresa y los servicios.

    Un ejemplo

    Las empresas suelen desarrollar su marca en torno a sus declaraciones de misión y los objetivos del negocio son a menudo reflejados en su servicio y ofrendas. Por ejemplo, la declaración de la misión de las tiendas de Walmart Corporation es "Ahorramos dinero a la gente para que puedan vivir mejor". La compañía utiliza un conjunto de estrategias, tales como la implementación de planes de sostenibilidad y diversificación de los proveedores, para alcanzar sus objetivos de reducción de los precios que, a su vez, ayuda a la empresa a cumplir con su misión.

    Créditos de las fotos

    • Jupiterimages/Comstock/Getty Images