Planificación Táctica y Operativa

Escrito por Rose Johnson | Traducido por María Florencia Lavorato

    El desarrollo de planes estratégicos es una parte necesaria de un negocio. Existen muchos tipos de planes de negocio, y dos de los más comunes incluyen un plan táctico y un plan operativo. Los planes tácticos y operativos funcionan para implementar la estrategia de la empresa. A pesar de que existen algunas similitudes entre la planificación táctica y operativa, hay diferencias claras. La comprensión de los elementos de la planificación táctica y operativa te ayudará a desarrollar y poner en práctica tus objetivos estratégicos.

    Planificación táctica

    La planificación táctica es una extensión de la planificación estratégica y los planes tácticos son creados para todos los niveles de una organización. Establece las medidas específicas necesarias para implementar el plan estratégico de la empresa. Los planes tácticos son normalmente de corto plazo y describen lo que una empresa tiene que hacer, el orden de los pasos necesarios para llevar a cabo esas tareas y el personal y las herramientas necesarios para alcanzar los objetivos estratégicos de la organización. El plan táctico de una empresa puede incluir la entrada de muchos de sus departamentos. Después de completar e implementar el plan táctico de tu empresa, debes revisarlo regularmente para verificar que tu compañía se esté adhiriendo a los pasos que se indican.

    Planificación operativa

    La planificación operativa se centra en los productos y los servicios de una empresa y desarrolla planes para maximizar la cuota de mercado y desarrollar proyecciones financieras. La planificación operativa se centra en la producción, equipo, personal, inventario y procesos de una empresa. Un plan operativo utiliza indicadores financieros de la organización para analizar la rentabilidad. Por ejemplo, el plan puede incluir el análisis de la contribución de proporción para determinar qué procesos son necesarios para aumentar las ganancias. Esto podría incluir centrarse en la venta de productos de alta calidad o la reducción de los costos variables.

    Beneficios

    Los planes tácticos son beneficiosos para las empresas porque las medidas desarrolladas en el plan de gestión te ayudarán a encontrar ineficiencias en tus operaciones. Una vez que se descubren las deficiencias operativas, la dirección puede tomar las medidas necesarias para corregirlas. Los planes tácticos también permiten a las empresas beneficiarse de los aportes de sus empleados. Los planes tácticos efectivos deben incluir los aportes de las personas que participan en las operaciones diarias de una empresa. Una de las ventajas de la planificación operativa es que una empresa es capaz de analizar el efecto de sus operaciones sobre las ganancias. La planificación operativa analiza la situación financiera de una empresa, identifica las debilidades y desarrolla maneras de aumentar los beneficios.

    Limitaciones

    Una desventaja de la planificación táctica y operativa es que el proceso de desarrollo lleva mucho tiempo. Algunos gerentes se pierden en el proceso, ya que pasan una cantidad excesiva de tiempo planificando y poco o ninguno ejecutando el plan. Otra desventaja de la planificación táctica es que puede causar una desaceleración en las operaciones de una empresa si el plan es extenso. Esto posiblemente puede conducir a una disminución de las ganancias.

    Créditos de las fotos

    • Erik Snyder/Lifesize/Getty Images