Cosas que necesitas saber acerca de convertirte en una recepcionista de spa

Escrito por Lisa Finn | Traducido por Alejandra Rojas

Trabajar en la industria de hospitalidad tiene sus beneficios, nada dice felicidad y bienestar mejor que un ambiente de spa. Pero trabajar en un spa, específicamente como recepcionista, es todo menos relajante. Las tareas de una recepcionista de spa varían desde contestar teléfonos a comunicarse con los terapeutas y clientes. Las citas deben apuntarse y llevarse un control de ellas, así como los pedidos especiales y el arreglo de los vestidores. Sin embargo, con la personalidad adecuada y la experiencia práctica, hay varios aspectos del trabajo de una recepcionista que son agradables y gratificantes.

Experiencia versus educación

Aunque un interno puede proveer experiencia valiosa y es util un grado en la industria de la hospitalidad, ninguno es crucial para obtener un trabajo como recepcionista de spa. De acuerdo con Diane Kin, gerente general de Burke Williams Day Spa en Pasadena California, "la experiencia en servicio al cliente con un deseo genuino de ayudar a las personas te hará triunfar. El aspecto humano es algo que no puedes enseñar. Es innato y difícil de encontrar". Las personas con buenos modales que están listos y deseosos de complacer, crean el mejor recepcionista de un spa.

Puntos por personalidad

Una recepcionista de spa debe ser amigable y acogedora sin parecer falsa. El deseo de cuidar de forma genuina de las necesidades de cada cliente debe nacer de la autenticidad o los invitados no se sentirán cómodos. La recepcionista es la primera persona con la entra en contacto un cliente, ya sea por el teléfono o en el spa y cada encuentro necesita ser útil y tranquilizador. La voluntad de tomar de forma seria las necesidades de cada cliente, tener entusiasmo cuando guíes a los clientes nuevos al vestidor y la habilidad de responder todas las preguntas por completo son todos imperativos.

La comunicación es la clave

Habrá momentos cuando la recepcionista de spa tenga que cumplir los requisitos especiales de un cliente. Esto es transmitido cuando se apunta una cita o cuando el cliente llega para el tratamiento. De cualquier manera, es la responsabilidad de un recepcionista de comunicar los requisitos al terapeuta de masajes o esteticista. El reverso también es cierto: si un terapeuta se atrasa es de buena educación informar a los clientes y ofrecer agua, un bocadillo ligero y revistas. Estar siempre disponible y dispuesto a ayudar a ambos lados es crucial para el éxito de una recepcionista de spa.

Limpieza cuidadosa

En spas, especialmente más pequeños, es generalmente la tarea de la recepcionista mantener el vestidor y los baños limpios. A cada hora, la recepcionista debe vaciar los botes de basura, recoger las toallas usadas y poner las sandalias de regreso cuando los invitados terminen. La recepcionista debe asegurarse de que cualquier área del tocador esté bien equipada y limpia. Si el spa tiene frascos de bolitas de algodón, afeitadoras y lociones personales, tienen que volverse a llenar como sea necesario. Los mostradores deben limpiarse y debe darse una aspirada rápida cuando sea necesario.

Habilidades para hacer ganancias

Hay mucho que decir acerca de pensar convertirte en recepcionista en un spa. Las habilidades que se utilizan en la recepción son necesarias en casi cualquier posición en un spa. Aunque una recepcionista ocasionalmente utiliza esas habilidades en un papel de terapeuta, las recepcionistas son mayormente promovidas en las posiciones de manejo y administración. "Actualmente tenemos un director regional, gerentes generales, gerentes de operación y asistentes de directores de las facilidades que empezaron en la recepción", revela Kim.

Dónde buscar

De acuerdo con las estadísticas de la Asociación Internacional de Spas, había más de 338.600 empleados en total en la industria en mayo de 2011. Investiga en los sitios de trabajos como Snagajob, escribe "recepcionista de spa" y tu código postal. Las palabras de los compañeros en la industria y la literatura de las revistas como Pulse, una revista para profesionales del spa, son buenas fuentes para encontrar buenos consejos e información que conduce a trabajos. Además, Kim aconseja que los aspirantes revisen la misión de la compañía para ver si concuerda con su propia filosofía de bienestar. "También le incumbe a un aspirante ir a la ubicación y pedir un recorrido" comenta. "Esto te da un buen sentido acerca del personal y la clientela".

Referencias

Créditos de las fotos

  • NA/Photos.com/Getty Images