¿Qué aptitudes debe tener un buen masajista terapeútico?

Escrito por Scott Thompson | Traducido por Valeria D'Ambrosio

Un masajista terapéutico cautiva tus sentidos a través de la música relajante, las fragancias de aromaterapia y los aceites, así como también mediante el masaje en sí mismo. Debido a que el masaje es una experiencia tanto física como emocional, el masajista terapéutico debe ser una persona con una variedad de aptitudes personales, sociales y comerciales, además de contar con las técnicas físicas de la profesión.

Empatía

No todos tienen la personalidad necesaria para ser un buen masajista terapéutico. Parecería que la principal característica de este tipo de profesional es la técnica para realizar el masaje, pero una persona bien capacitada debe tener una variedad de aptitudes básicas. Las personas que visitan a un masajista terapéutico buscan alivio para el estrés y las frustraciones cotidianas, así que un buen profesional debe ser capaz de brindar una experiencia renovadora y sanadora, no sólo un masaje. Algunas personas ofrecen empatía, cuidado y apoyo, mientras que otras tienen un enfoque más estructurado con respecto a la vida. Si tu personalidad es más práctica o hasta incluso cínica, quizás no logres crear la experiencia que buscan los clientes. La empatía es una de las aptitudes más importantes de un buen masajista terapéutico.

Capacidad para saber escuchar

Los buenos masajistas terapéuticos saben escuchar. Los clientes son diversos y tienen diferentes necesidades físicas y emocionales. Para describir lo que el cliente necesita de su masaje, debes escuchar cuidadosamente su relato y adaptar tu técnica según corresponda. Una técnica terapéutica para un cliente puede ser demasiado intensa para otro. Si tratas de imponer tu propio punto de vista sobre la experiencia del cliente, quizás busque a otro profesional en lugar de convertirse en un cliente frecuente.

Compromiso con la capacitación

Como masajista terapéutico debes ampliar tus aptitudes físicas mediante la capacitación continua. La capacitación básica en la mayoría de las escuelas de masajes es de 700 horas de instrucción y práctica, pero deberías seguir tomando cursos todos los años. En particular, debes buscar aumentar la resistencia para seguir ofreciendo un masaje terapéutico de buena calidad incluso si has estado parado y trabajando todo el día con otros clientes y debes intentar mejorar la destreza manual para implementar técnicas de masajes correctas y efectivas.

Profesionalismo

Por último, un buen masajista terapéutico tiene que demostrar un alto estándar de profesionalismo. Si no le devuelves la llamada a un cliente dentro de un período de tiempo razonable, faltas a una cita programada o llegas apurado y nervioso, aumentarás la ansiedad y el estrés del cliente en lugar de aliviarlos. La práctica de masajes terapéuticos es un negocio pequeño, así que necesitas habilidades comerciales para manejar tu tiempo y finanzas.

Créditos de las fotos

  • Photos.com/PhotoObjects.net/Getty Images