Consejos para la entrevista del puesto de mesera

Escrito por Ruth Mayhew | Traducido por Bety Piña

La entrevista para un puesto de mesera parece algo simple para las personas con experiencia sirviendo comida o que han trabajado en la industria de alimentos y bebidas. Sin embargo, una entrevista para ser mesera podría ser más una audición que una simple entrevista de trabajo, ya que se espera que demuestres tus habilidades como mesera o la manera en que atiendes a los clientes. Además de explicar tus habilidades y tu historia laboral, deja que tu personalidad aparezca, porque es un indicador del tipo de servicio al cliente que puedes ofrecer en el restaurante. Si impresionas al director de recursos humanos, podrás obtener el trabajo de inmediato.

Atuendo

Tu atuendo en la entrevista para el puesto de mesera debe ser conservador, incluso si eres entrevistada por un restaurante muy informal. Abstente de usar ropa inapropiada, como faldas cortas, blusas reveladoras, sandalias y pantalones vaqueros. Vestir una chaqueta o un suéter combinados con una falda o pantalón es aceptable. Evita usar demasiado maquillaje o joyería, incluso si las meseras que trabajan ahí visten de forma glamurosa, como en un popular centro nocturno o un club exclusivo. Usa zapatos cómodos pero a la moda. Ve preparada para hablar sobre los uniformes, o para dar tu talla al director de recursos humanos para que la empresa te proporcione el uniforme, en caso de que obtengas el empleo inmediatamente después de la entrevista.

Comportamiento

Se espera que las meseras y otros camareros sean profesionales activos, amables y atentos. Demuestra estas características en lugar de simplemente tratar de describir tu comportamiento. El director de recursos humanos podría pedirte recitar el menú, como parte del proceso de la entrevista, para determinar qué tan bien retienes la información. Ve preparada para describir las especiales del día al director de recursos humanos del misma forma que lo harías con los clientes del restaurante.

Historial de trabajo

Lleva por lo menos dos copias de tu currículo para la entrevista; una para el director de recursos humanos y otra para ti, mientras revisan tu historial de trabajo. Si eres entrevistada por más de una persona, lleva suficientes copias. Cuando describas tu historial de trabajo, no sólo leas tu currículo. Habla de tus trabajos anteriores en orden cronológico; nombra y describe el restaurante, explica cuáles eran tus funciones y proporciona los nombres de tus supervisores y la información para contactarlos. Ve preparada para responder preguntas acerca de por qué dejaste los trabajos anteriores. Indica que puedes atraer a más clientes, si tienes clientes regulares que te han seguido en el pasado por tu servicio y atención.

Habilidades

Si nunca has sido una mesera, revisa tus habilidades de trabajo y experiencia, y decide cuáles son transferibles. Por ejemplo, si has trabajado en el área de ventas, habla de cómo das prioridad a los clientes, especialmente en las temporadas altas. Las tiendas llenas pueden ser similares a un entorno de ritmo acelerado en los restaurantes, ya que tienes que trabajar con rapidez y eficiencia. En las ventas, identificar la diversidad de clientes y la capacidad de comunicarte con fluidez y claridad con el público también se aplican a las habilidades que necesita una mesera. Explica tus habilidades de servicio al cliente en las ventas y cómo una personalidad atractiva mejora tu capacidad para vender productos de la tienda. Relaciona tu habilidad de vender productos con la habilidad de vender el menú, usando descripciones convincentes de los platillos. Conecta tus habilidades para la resolución de problemas en un entorno de ventas, con las habilidades útiles para el manejo de problemas con los clientes del restaurante, así como con los compañeros. Si estás aplicando para un puesto de mesera que requiere calcular facturas, habla de tus habilidades tecnológicas y si tienes experiencia con los sistemas de puntos de venta que muchos restaurantes utilizan. Señala tu capacidad de memoria; las meseras a menudo requieren recordar numerosas peticiones de sus clientes cuando no tienen la oportunidad de escribirlas.

Disponibilidad

Habla sobre la flexibilidad de horarios, si puedes trabajar por medio tiempo en el caso de tener horarios programados que necesiten ser ajustados, como cuando asistes a clases; o si puedes trabajar tiempo completo. Obtener el trabajo puede depender de tu disponibilidad; determina si puedes comenzar inmediatamente o en poco tiempo. Debes ser capaz de indicar qué tan pronto puedes comenzar a trabajar.

Créditos de las fotos

  • PhotoObjects.net/PhotoObjects.net/Getty Images