¿Qué se requiere para ser un auxiliar educativo?

Escrito por Angela Tague | Traducido por Maria Gloria Garcia Menendez

Los auxiliares educativos trabajan en en las escuelas y programas de capacitación educativa como asistentes de maestros y profesores en las aulas de educación especial. Cada estado tiene sus propios requisitos educativos y calificación para convertirse en un tutor. Del 70% al 90% de los auxiliares empiezan a trabajar sin ningún entrenamiento formal basado en la educación especial, según el Consejo para Niños Excepcionales.

Formación educativa

En respuesta a un anuncio para un puesto de auxiliar educativo, pregunta por el título de oficial. Si vas a dar clases en un puesto de Título 1 financiado por el gobierno, puede ser necesario un grado asociado, dos años de educación universitaria o aprobar una prueba estandarizada basada en el estado, según el Centro Nacional de Recursos para Auxiliares Educativos. Si estás empezando la búsqueda de empleo, prepárate para una carrera como un tutor tomando un programa de formación universitaria orientado al personal de educación especial, el voluntariado como ayudante de un maestro o trabajar en un centro de rehabilitación que atienda a niños con necesidades especiales.

Requisitos académicos

Cada distrito escolar tiene requisitos escolares para potenciales auxiliares educadores. Además de requerir que satisfagan las necesidades educativas, algunas escuelas buscan competencia en programas como Work Keys o PARAPro. Los colegios comunitarios y los programas de capacitación laboral a menudo ofrecen cursos cortos para aprender estos programas. Otros requisitos incluyen disponibilidad durante las horas escolares y algunos programas después del horario escolar, experiencia laboral previa trabajando con niños y entrenamiento en RCP básica.

Cualidades individuales

Cuando se contratan gerentes de revisión de aplicaciones para el puesto de un tutor, buscan a una "persona sociable". Como el empleado trabajará directamente con los niños, debe exhibir un ambiente agradable, una personalidad acogedora, ser paciente y dispuesto a trabajar en conjunto con otro profesional de la educación. Necesitan estar motivados y organizados ya que a menudo trabajan no guiados con pequeños grupos de niños.

Experiencia laboral

Aunque la experiencia previa de trabajo no es una necesidad para esta posición de educación básica, trabajar con niños forma una solicitud para un puesto de tutor más deseable. Los solicitantes que han trabajado en una guardería, programa de tutoría o como mentor atraerá a un gerente de contratación. Otra experiencia de trabajo a considerar incluye convertirse en un voluntario para las Olimpiadas Especiales o trabajar como ayudante en un grupo de adolescente casero. Ambas experiencias te pueden exponer a niños con necesidades especiales.

Créditos de las fotos

  • Stockbyte/Stockbyte/Getty Images