Cómo vender suministros médicos desde casa

Escrito por Miriam C | Traducido por Pilar Celano

Vender suministros médicos desde casa te puede garantizar cierta flexibilidad para tener tu propio negocio. Te permite brindar un servicio importante a la comunidad. Es importante que elijas el tipo adecuado de suministros. Es posible que debas trabajar con médicos, pacientes y compañías de salud para que el negocio sea rentable. Una persona que trabajó en el ámbito de la medicina quizás sea más exitosa al momento de elegir los suministros para comercializar. Sin embargo, cualquiera puede vender productos de este tipo.

Investiga sobre el mercado en la zona y en línea para elegir los mejores tipos de productos para vender. Puede ser útil que te especialices en determinados objetos, como suministros para pacientes mayores, en lugar de tratar de vender todo tipo de elementos desde el principio. De esta manera, podrás reducir el inventario de productos que debes comprar. Puede ayudarte si tienes experiencia por haber trabajado con algún tipo específico de producto.

Determina de qué forma quieres vender los productos. Puedes venderlos directamente a los médicos o a los pacientes, o puedes optar por una combinación de ambos, dependiendo de la zona. Debes decidir si quieres venderlos en línea o si quieres establecer un contacto personal con los clientes.

Establece relaciones con las compañías de salud si venderás objetos que estén dentro de la cobertura que brindan. Puede valer la pena trabajar con una variedad de compañías, dado que tendrás más ventas. Sin embargo, estas establecerán los precios, por lo que debes asegurarte de que obtendrás ganancias con la venta.

Ponte en contacto con los vendedores a los que les comprarás los productos. Si ordenas a granel, podrás ahorrar dinero, pero necesitarás saber qué cantidad venderás de cada producto para que valga la pena la compra.

Diseña un sitio web con un listado de los productos que ofreces, las empresas con las que trabajas y una forma de adquirir los productos en línea. Los folletos y las tarjetas comerciales son otras herramientas de venta importantes que debes crear, y el diseño y el aspecto de estos objetos debe estar relacionado con el sitio web.

Acondiciona un lugar donde guardar los productos en casa. Debes poder controlar la temperatura del ambiente y mantenerlo libre de pestes, debido a la naturaleza de los productos que venderás.

Comienza por ponerte en contacto con los clientes para vender los productos. Puedes fijar visitas a consultorios médicos para que el personal se familiarice con la empresa y los productos que ofrece. Debes entregarles folletos y la dirección del sitio web, para que puedan recomendarlos a sus pacientes.

Consejos

  • Una alternativa a abrir un negocio que venda suministros es convertirte en representante de ventas de alguna empresa de suministros médicos. Esta persona suele trabajar desde su casa y establece relaciones con los consultorios médicos para proporcionarles lo que los pacientes necesitan. De esta manera, te ahorras parte del papeleo, dado que la empresa se encarga de las relaciones con las compañías de salud, y solo tendrás que centrarte en generar ventas.
  • Puedes trabajar en una tienda de productos médicos para aprender sobre el negocio antes de crear tu propio emprendimiento.

Créditos de las fotos

  • Comstock/Comstock/Getty Images