Cómo disolver y liquidar una corporación S

Escrito por Gilberto Fuentes | Traducido por Enrique Pereira Vivas

Una corporación S se regula como una entidad corporativa bajo la ley estatal pero se le permite traspasar sus impuestos con la aprobación del Servicio de Rentas Internas (IRS, por sus siglas en inglés). Como resultado de ello, la disolución y liquidación de una corporación S debe hacerse de acuerdo con las leyes correspondientes en el estado en que se registra para operar. Los códigos estatales de negocio especifican los procedimientos directivos que las empresas deben seguir para ejecutar la interrupción legal y la liquidación de activos de una corporación S.

Items you will need

  • Información de contacto para los acreedores
  • Lista de activos
  • Solicitud de certificado de terminación
  • Información de contacto para los dueños de la corporación
  • Registros de impuestos
  • Registros de los empleados
  • Registros de incorporación
  • Formulario 966 del IRS
  • Formulario 1120S del IRS

Obtén los votos necesarios y la decisión de disolver la corporación S de los accionistas. Las leyes estatales requieren que las partes de gestión de una corporación S inicien el procedimiento de estado de disolución únicamente cuando es autorizado por los accionistas.

Deja de hacer negocios en nombre de la corporación S que se va a disolver. El foco de los gerentes de una corporación S debe estar en disolver legalmente el negocio y la liquidación de los activos dentro de un período razonable de tiempo. La única excepción al cese de las operaciones está limitada a las comunicaciones y las transacciones necesarias para disolver el negocio. Por ejemplo, la ley de Texas permite que las corporaciones S participen en un proceso de disolución para solicitar o continuar participando en algún procedimiento administrativo, penal o civil pendiente en relación con la disolución u otros asuntos legales pendientes que existían antes de que el proceso se inició. La disolución no exime a la empresa S de procedimientos judiciales preexistentes al inicio del proceso de terminación.

Notifica a cada acreedor por escrito de la disolución de la corporación S. Las leyes estatales requieren en general que los gerentes de la corporación S en disolución informen a todos los acreedores con reclamaciones pendientes en contra de la corporación S de la decisión de disolver. Notificar a cada acreedor ayuda a identificar a los derechohabientes de cualquier ingreso procedente de los activos liquidados de la empresa.

Liquida los activos de la corporación S. La liquidación incluye la distribución y venta de bienes y demás activos que la corporación S posee. El producto de la venta o la distribución de la propiedad debe ir hacia el pago de todas las deudas y obligaciones pendientes que la corporación S tiene. Los acreedores, los propietarios y los miembros tienen derecho a recibir el producto de la liquidación de propiedad. Sin embargo, en muchos estados, los acreedores tienen prioridad para reclamar los ingresos de propiedad vendidos para saldar las deudas. Los dueños de la corporación S tienen el derecho de recibir bienes o productos de la liquidación de la propiedad solamente cuando se hayan cumplido con todas las obligaciones pendientes de pago a los acreedores.

Presenta un certificado de terminación al departamento de finanzas o agencia reguladora apropiada corporativa, en el estado en el que la corporación S está registrada. Como organización que paga impuestos, una corporación S tiene la obligación de liquidar el estado de ingresos u obligaciones de privilegios fiscales para el último año de existencia y los impuestos no pagados en años anteriores. La eliminación de los departamentos del estado de finanzas es un requisito común para completar la disolución legal de una corporación S.

Presenta los documentos tributarios finales en el IRS. Una corporación S que se esté disolviendo tiene la obligación de presentar el formulario 966 del IRS dentro de los 30 días siguientes a la adopción de una resolución corporativa para disolver y liquidar la corporación S. El formulario 966 requiere la información que identifica a la corporación S que se está disolviendo incluyendo el nombre, la dirección y la fecha de incorporación. Además, presenta la declaración de impuesto sobre la renta final en el Formulario 1120S para la corporación S dentro de los tres meses después de la fecha de disolución. El IRS requiere que la corporación S presente la declaración final el día 15 del tercer mes después de la disolución.

Consejos

  • Mantén un registro completo de todas las transacciones.
  • Una disolución supervisada por la corte está disponible para ayudar a reducir las actividades del negocio.

Advertencia

  • Algunas tarifas de penalidad son aplicables si los documentos definitivos de impuestos sobre la renta de la corporación S se presentan fuera de plazo.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Comstock/Getty Images