Amortización del impuesto de un único propietario contratista

Escrito por Kevin Johnston | Traducido por Mariana Van der Groef

Como un contratista que es un propietario único, no tendrás que pagar los impuestos de sociedades. Tendrás que pagar impuestos por las ganancias de tu negocio de contratación, pero puedes cancelar muchos gastos. Debes demostrar que estos gastos son un resultado directo de la realización de tu trabajo y debes informarlos en el Anexo C del Servicio de Impuestos Internos.

Herramientas y equipos

Todos los gastos de las herramientas y equipos que utilizas son deducibles de los impuestos, lo que incluye no sólo las nuevas adquisiciones, sino también la depreciación de las herramientas y equipos existentes. Tu vehículo está incluido si lo usas exclusivamente para tu negocio. De lo contrario, mantén un registro de kilometraje del coche o camión de las veces que conduzcas a un sitio de trabajo. El IRS te permite 51 centavos por milla para el kilometraje por negocios (para el año fiscal 2011).

Los empleados y subcontratistas

Cualquier salario u honorario que pagas a los subcontratistas son deducibles de los impuestos. Mantén un registro de todos los sueldos y salarios, los cuales salen de la renta bruta para determinar tu renta imponible. No se incluirán los salarios tuyos, porque eres tratado como el dueño del negocio que obtiene beneficios en lugar de salarios.

Seguro de salud y gastos médicos

Tus seguros de salud son deducibles, como los que son para tus dependientes. Cualquier cargo que tuviste que pagar que tu seguro no cubrió también es deducible, puedes incluir medicamentos recetados.

Costos de negocios puestos en marcha

Para cualquier año después del 2009, puedes deducir hasta US$10.000 en costos de negocios puestos en marcha. Si comenzaste tu negocio en 2010 o después, cancela todas las nuevas compras para tu negocio hasta el monto asignado.

Reparaciones y mejoras

Puedes deducir los gastos asociados con el mantenimiento de tu equipo en condiciones de funcionamiento, incluyendo los vehículos que se utilizan únicamente para tu trabajo. Mantén un registro de reparaciones, e indica en tus recibos que éstos eran necesarios para realizar tu trabajo.

Telecomunicaciones y computadoras

Utiliza un teléfono dedicado para tu negocio, y puedes cancelar los gastos asociados. Si el teléfono es para uso personal también, no lo canceles. Las computadoras siguen las mismas pautas. Usa una computadora exclusivamente para tu negocio, y puedes cancelarlo.

Créditos de las fotos

  • SW Productions/Brand X Pictures/Getty Images