Implicaciones fiscales para convertir a un negocio en rentable

Escrito por Kevin Johnston | Traducido por Mariana Van der Groef

Puedes convertirte en un pequeño empresario poniendo una propiedad tuya en alquiler. Si estás pensando en hacer eso, debes familiarizarte con las diferencias de impuestos para la propiedad comercial. Encontrarás una serie de nuevas obligaciones fiscales como el dueño de propiedades de alquiler, y descubrirás muchos beneficios que no tienes si no alquilas actualmente una propiedad. Conoce los beneficios fiscales y las desventajas de poner una propiedad en alquiler.

Renta

Todo el dinero que juntas de renta es imponible como ingresos. Esto significa que no sólo es necesario cubrir tus pagos de la hipoteca y los gastos de reparación cuando se establecen las cantidades de alquiler, debes cubrir tus impuestos sobre la renta. Vas a reportar los ingresos de alquiler en el Anexo E y adjuntarlo a tu declaración de impuestos. No cuentes los depósitos de seguridad como ingresos, a menos que mantengas una parte de un depósito como compensación por un inquilino que se va antes de satisfacer su obligación de arrendamiento.

Depreciación

Al convertir tu propiedad personal para alquiler, se convierte en un activo empresarial. Eso significa que puedes reclamar la depreciación de este activo en tus impuestos. Tu tasa de depreciación y la longitud de tiempo que puedes depreciar depende del tipo de propiedad que alquilas. El Servicio de Impuestos Internos (irs.gov) da detalles gratis sobre cómo depreciar diferentes tipos de propiedad.

Reparaciones y mejoras

Puedes deducir el costo de las reparaciones que realices para mantener la condición de la propiedad. No puedes deducir los costos de mejoras o de modificaciones a la propiedad que aumentan su valor o extendienden su vida. Estos deben ser depreciados durante varios años.

Impuestos sobre la propiedad y los impuestos de negocios

Además del impuesto sobre la renta, debes seguir pagando impuestos a la propiedad. Dependiendo de tu localización, es posible que también tengas que pagar impuestos a las empresas. Pregunta a tu ciudad, condado y a las oficinas de impuestos estatales sobre los impuestos para tu empresa de alquiler.

Créditos de las fotos

  • Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images