Ventajas y desventajas del entorno tecnológico a la hora de comercializar un producto

Escrito por Jagg Xaxx | Traducido por Enrique Pereira Vivas

La tecnología ha tenido un enorme impacto en los métodos de marketing y publicidad. Hace cien años, la publicidad se limitaba en gran medida a los periódicos y vallas publicitarias. Actualmente, la publicidad y el marketing dominan el ambiente humano. Los mensajes comerciales se han movido más allá de la radio, la televisión y las revistas, y ahora se pueden encontrar en Internet, los teléfonos celulares, los puestos de cuarto de baño, los autobuses e incluso en el cielo.

Ventaja: mayor alcance

Utilizando la tecnología de la información, un vendedor puede llegar a un número enorme de personas con solo el clic de un botón. Las tecnologías en red le dan a millones de personas el acceso instantáneo entre sí, y este hecho está siendo explotado cada vez más activamente por los vendedores que tratan de llevar sus productos a los ojos del público. Si bien Internet permite una amplia difusión de la publicidad, otras tecnologías facilitan el diseño y su producción rápida. La edición de fotos y los softwares de diseño gráfico permiten a los artistas producir anuncios en una fracción del tiempo que se requería con las tecnologías más antiguas.

Ventajas: rapidez y flexibilidad

La tecnología permite a los anunciantes responder rápidamente a los cambios del mercado. Por ejemplo, si un competidor desarrolla un producto que rápidamente se convierte en popular, un anunciante puede alterar la imagen de su propio producto para parecerse más al de la competencia. Los diferentes mercados se pueden dirigir con diferentes promociones temáticas que utilizan la tecnología digital, sin los costos prohibitivos asociados a las tecnologías de impresión tradicionales. Un anuncio de revista se pueden realizar en un día utilizando un software de diseño gráfico y enviándolo por correo electrónico a la revista.

Desventaja: competencia

Lo que hace que todos estos desarrollos tecnológicos sean menos que perfectos es que están al alcance de todos. Si solo un promotor tuviera acceso a la tecnología avanzada, sin duda tendría una gran ventaja. En un mundo que está saturado de tecnología, el resultado es una carrera de armamentos de comercialización en la que cada empresa se ​​esfuerza para conseguir el siguiente límite sobre sus competidores. Este nivel de competencia puede llegar a ser costoso y estresante a medida que nuevas máquinas y software son constantemente comprados y los empleados son constantemente entrenados en las nuevas prácticas.

Desventaja: la homogeneización

A medida que los vendedores se afinan en la forma más rápida, más eficiente y más eficaz de conseguir la atención del público, el resultado es una creciente homogeneización en ambos productos y en la forma en que se promueven. Debido a que las tecnologías digitales hacen que una replicación sea tan fácil, ningún vendedor puede tener una ventaja en la competencia por mucho tiempo, porque los demás se copiarán todo lo que sea efectivo. Un entorno publicitario en el que todo tiene el mismo aspecto hace que sea difícil para los consumidores poder distinguir entre los productos, y aumenta el cinismo público sobre el mismo proceso de comercialización.

Créditos de las fotos

  • Comstock Images/Comstock/Getty Images