Ventajas y desventajas de las políticas de remuneración competitivas

Escrito por Neil Kokemuller | Traducido por Enrique Pereira Vivas

    Una remuneración competitiva es un método común para establecer los salarios de los empleados. Las empresas que siguen este método revisan periódicamente sus puestos de trabajo y las descripciones, y los comparan con trabajos similares en empresas competidoras. El objetivo es ofrecer salarios justos que sean relativos a la industria para atraer y retener a los mejores talentos.

    Estabilidad

    Las empresas no solo quieren atraer a empleados clave, sino a aquéllos que se beneficien de una mayor estabilidad en el empleo en un entorno salarial competitivo. Cuando los empleados tienen remuneraciones y prestaciones satisfactorias, éstos pasan más tiempo en su trabajo y menos tiempo investigando oportunidades mejor pagadas. Al darse cuenta de que su sueldo es justo comparado con otras empresas y puestos de trabajo similares, les resulta más fácil trabajar a través de los desafíos de su trabajo. Esta estabilidad en el empleo ayuda a la compañía a mantener un mejor conocimiento de la organización y a que el empleado pueda encontrar oportunidades para el desarrollo interno y la promoción.

    Examen periódico

    Las empresas que utilizan una verdadera política salarial competitiva tienen profesionales de recursos humanos que hacen una revisión de los puestos de trabajo y de los salarios de manera anual o incluso más a menudo. Esto ayuda a la empresa a mantenerse al día con los aumentos en los salarios en la industria que resultan de los cambios en la oferta y la demanda de los empleados y las responsabilidades de los puestos de trabajo. Esto beneficia a los empleados, ya que el valor de su trabajo es reconsiderado de una forma más periódica. Esto ofrece una mayor sensación de esperanza que los empleos con ingresos estancados debido a que su valor para la organización rara vez está reevaluado.

    Desequilibrio

    Las empresas que ponen demasiado énfasis en competir con el sueldo pueden carecer de una cultura organizacional u otras formas de motivación. La remuneración puede atraer a empleados cualificados, pero con el tiempo, por lo general, se requieren otras herramientas para motivar el máximo rendimiento. La responsabilidad, la formación y el desarrollo, el pago de incentivos y actividades sociales también son importantes para motivar a una plantilla. Sin estas herramientas adicionales motivadoras, las empresas que compiten solo en el nivel del salario pueden perder empleados después de unos años hacia mejores ambientes de trabajo.

    Equidad interna

    Un salario competitivo puede ofrecer equidad externa, pero carece de algunas de las motivaciones de los planes de pago por desempeño. Hace muy poco para distinguir entre empleados que trabajan en el mismo trabajo pero en diferentes niveles. Debido a que cada trabajo se le asigna un salario basado en el trabajo en sí y no en el individuo, los gerentes deben encontrar formas adicionales de alentar a las personas a dar lo mejor. Algunos empleadores superan este inconveniente ofreciendo bonificaciones o comisiones de ventas por encima de los salarios básicos.

    Créditos de las fotos

    • Jupiterimages/Pixland/Getty Images