Temas relevantes a tratar en las breves reuniones diarias de la mañana en el lugar de trabajo

Escrito por Alyson Paige | Traducido por pei pei
Una breve reunión matutina permite abordar rápidamente muchos asuntos y cuestiones que intervienen en el trabajo diario.

Una breve reunión matutina permite abordar rápidamente muchos asuntos y cuestiones que intervienen en el trabajo diario.

Ya sea que las llames "repasos matutinos" o "conferencias informativas", las reuniones diarias de la mañana suelen marcar la pauta de cada día, además de que permiten sacar jugo de las formaciones en equipos y ayudan a aclarar los objetivos y las estrategias. Una breve reunión matutina a diario implica casi siempre realizar un repaso rápido del día que comienza con todo el personal presente. Algunos líderes prefieren la simplicidad de las reuniones muy cortas en las que se está de pie. Otros prefieren reunirse con su personal alrededor de una mesa de conferencias o dirigir el momento vía telefónica. Utiliza la reunión diaria de la mañana dentro de tu pequeña empresa para promover la auto-organización de los empleados y para incrementar la productividad, recomienda Jason Yip de Thought Works, Inc.

Motivación

Antes de que los empleados se dirijan a sus escritorios y áreas de trabajo, trata de contagiarlos con un alto sentido de compromiso y motivación tanto para sus tareas, como con su relación interna y con los grandes objetivos que visualizas para tu negocio. Reconoce las contribuciones del personal y fomenta la comunicación contigo y con el resto de los miembros del equipo. Si preguntas, por ejemplo, acerca de los retos de un determinado proyecto, estarás animando a todos a contribuir con los recursos con los que cuentan. Comparte un pensamiento motivador para el día a día.

Valores

Las breves reuniones de la mañana te ayudan a ti y a tu personal a promover los elementos importantes dentro de la cultura de la empresa, como puede ser el compromiso con la implementación de ciertas estrategias en el proyecto en curso y con su conclusión exitosa. Discute los temas que, aunque no estén directamente relacionados con el trabajo, hagan referencia a los valores de la empresa. Piensa que esto puede afectar el desempeño del empleado, advierte Rob Kelly, un veterano agente de información y director de oficinas virtuales. Los temas pueden incluir asuntos propios de los trabajadores, como puede ser plantear la solución a la problemática de transporte por medio de la organización de viajes compartidos entre colegas.

Asuntos relacionados con la agenda

Las breves reuniones diarias traen la agenda del día al frente de los objetivos de cada trabajador y permiten dar prioridad a los asuntos que así lo requieren para promover la eficiencia y la productividad. Trata de actualizar la información sobre el estado de los proyectos desde la última reunión, aconseja Kelly. Revisa ciertas cifras importantes, como por ejemplo pueden ser las ventas totales y dale a tu personal la oportunidad de describir los obstáculos que enfrentan. Todos los empleados dejarán la reunión teniendo bien claros sus objetivos y tareas, lo que les permite trabajar para hacerlas coincidir con las metas del día de sus colegas.

Temas administrativos

Diariamente surgen pequeñas cuestiones administrativas en la mayoría de las empresas. Crea un registro breve de los logros, como puede ser el de establecer un nuevo récord de clientes. Informa al personal sobre los empleados que tienen permisos, vacaciones o incapacidades, de modo que todos sepan quién está realizando qué procedimiento en un día determinado. Discute las dudas e inquietudes del personal y haz cualquier anuncio general que necesites realizar.

Créditos de las fotos

  • Jack Hollingsworth/Photodisc/Getty Images