Cómo motivar empleados en reuniones

Escrito por Chris Miksen | Traducido por Juan Ignacio Ceviño

Cuando tus empleados piensan en reuniones, sus mentes no deben evocar imágenes de sillas de metal alrededor de una mesa de madera rota, mientras que un hombre con un traje comienza una conferencia de una hora de duración. Ese tipo de reuniones resultan de empleados sin motivación, la falta de ideas y una pérdida de tiempo para todos. Para motivar a tus empleados a compartir sus ideas sobre cómo mejorar la empresa, aumentar la productividad y resolver los problemas en el lugar de trabajo, tendrás que crear un ambiente para que a la vez sea cómodo y emocionante.

Establece el estado de ánimo, ofreciendo comida, bebida y comodidad. Las reuniones efectivas requieren que te asegures que las necesidades de tus empleados se cumplan. Si los empleados tienen hambre, sed o están incómodos de estar sentado en sillas duras de plástico, la moral se reduce de inmediato.

Rompe el hielo. Romper el hielo normalmente no es necesario en una reunión que involucra a un grupo reducido de personas, pero las reuniones más grandes requieren la necesidad de que todos se conozcan entre sí, al menos por su nombre. La gente suele sentirse más cómoda expresando sus ideas y opiniones, si saben con quién están hablando. Romper el hielo no tiene que ser complejo, ya que puede consistir en ejercicios simples, como hacer que cada persona se presente y haga un resumen rápido de lo que hace para la empresa.

Insta a la contribución del empleado. Para motivar a los empleados a hablar y ofrecer ideas sobre cómo mejorar la empresa, es necesario que puedan ver que sus contribuciones son queridas. Haz que sea obligatorio en cada reunión que cada empleado sugiera una forma de mejorar la empresa, pero que la experiencia sea emocionante y que el empleado desee participar en la misma. Siempre aparece un ambiente positivo y alentador cuando los empleados compartan sus ideas.

Solicita preocupaciones de los empleados. Escribe las preocupaciones en un papel. Ofrece soluciones a los problemas y busca la opinión de los empleados en cuanto a las posibles soluciones. En la próxima reunión, lee una lista de los problemas tratados en la reunión anterior y delinea la forma en que desde entonces han sido abordados por la empresa. Esto da a los empleados una prueba visual de que la empresa se ​​preocupa por ellos y está trabajando para corregir las áreas problemáticas.

Crea un ambiente emocionante, al mostrar entusiasmo en tu acercamiento a la reunión. Involucra a tus empleados al mostrar elementos visuales y gráficos. Evita dar una conferencia durante largos períodos de tiempo.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Comstock/Getty Images