¿Qué tipos de controles internos se usan en las tiendas de ropa?

Escrito por Raul Avenir | Traducido por Maria Eugenia Gonzalez

Establecer procedimientos sistemáticos en una tienda de ropa es necesario para evitar o minimizar las pérdidas en el inventario, el hurto de efectivo, los gastos innecesarios y otros problemas que causan que tu negocio pierda activos e ingresos. Estos controles deberían impedir a los empleados, clientes y proveedores cometer robos o fraudes. Un buen sistema de control interno incluye la separación de los deberes, un sistema de autorización bien definido y áreas de responsabilidad y contabilidad claras.

Control de efectivo

El efectivo es el artículo dentro de tu tienda que más comúnmente está sujeto a robo o fraude. Las medidas de control interno para el dinero por lo general se enfocan en la custodia y la responsabilidad. Limitar el acceso al dinero a una o dos personas, contar el efectivo al final del día, ingresar todas las ventas en un registro de caja, colocar el dinero no depositado en un bóveda, depositar el efectivo en el banco diariamente, anotar los balances de caja al final de día y controlar los depósitos bancarios son procedimientos de control interno comunes utilizados para controlar el efectivos en las tiendas de ventas minoristas.

Control de inventario

La mercancía dentro de una tienda de ropa puede desvanecerse sin dejar rastros y las cifras mostradas en los libros pueden no ser la cantidad real existente en la tienda. Los procedimientos de control interno del inventario están diseñados para asegurarse de que el invetario no es hurtado y que los registros coinciden con el inventario físico. Las etiquetas anti robo sujetas a la mercancía, el inventario físico periódico, el control de los empleados y la verificación de las condiciones reales de la mercadería dañada son algunos ejemplos de los procedimientos de control interno para el inventario de mercaderías.

Compras y entregas

Las entregas de menor cantidad o el no entregar la mercadería comprada, las entregas demoradas debido a la no autorización de paquetes y la alteración de las facturas entregadas son algunos ejemplos de fraudes cometidos por vendedores y empleados cuando se comparan y se entregan mercaderías. Se debe diseñar un sistema de control interno efectivo para contrarrestar estos problemas. Controlar los recibos de entrega con las órdenes de compra, verificar las facturas del vendedor y contar el inventario físico son algunos ejemplos de estos procedimientos.

Cuentas a cobrar

El fraude en las cuentas a cobrar puede afectar tu flujo de dinero y aumentar las deudas. Esquilmar, falsificar y librar cheques sin fondo son algunos de los muchos tipos de fraudes en las cuentas a cobrar. En la mayoría de los casos, un empleado manipula los registros para hacer aparecer que algunos clientes no están pagando a tiempo, cuando de hecho lo están haciendo con anticipación. Ejemplos de este tipo de procedimiento de control interno son las vacaciones obligatorias y el cambio de tareas para detectar fraude, implementando programas de incentivos por reportar actividades fraudulentas y enviar resúmenes a los clientes para verificar sus balances.

Créditos de las fotos

  • Pixland/Pixland/Getty Images