¿Con qué frecuencia se debe hacer un inventario?

Escrito por Mark Applegate | Traducido por Lucia G. Cejas

La gestión de un inventario adecuado es un concepto clave para la mayoría de las pequeñas empresas. Si no tienes los inventarios totales exactos, tendrás muchas más dificultades reponiendo stock, evitando su deterioro, vendiendo mercancía estancada y manteniendo muestras adecuadas. Una de las principales consideraciones al evaluar tus procesos de inventario es decidir con qué frecuencia debes contar físicamente el inventario, y cuándo hacer un mero recuento de ciclos, o conteo electrónico es suficiente. Existen consideraciones importantes para decidir esto, y hay varias opciones posibles.

Perpetuo o cíclico

Una forma común y precisa para realizar un inventario es usar el programa de inventario perpetuo. Como el inventario se recibe en el abastecimiento, se vende, regresa a la tienda y luego al fabricante, es seguido por el programa. Los empleados realizar controles in situ de pequeñas secciones de la empresa durante todo el año sin interrumpir los horarios de las tiendas. Este "inventario rotativo" permite obtener cifras generales actualizadas. Para que este sea el único método de inventario, debes realizar recuentos frecuentes de los distintos planos y de los artículos más robados para verificar su autenticidad. Las políticas de Principios Contables Generalmente Aceptados y la IRS permiten que el ciclo cuente como una opción viable.

Periódico

Otras empresas optan por un inventario periódico. Esto se relaciona estrechamente con el conteo cíclico, pero intenta ser más sistemático. Algunas empresas realizan estos conteos completos periódicos cada tres o seis meses para verificar la exactitud del conteo cíclico limitándose a la realización de controles sobre los elementos comúnmente perdidos. Una ventaja de este método es que la pérdida por robo es deducible de impuestos. También podría conducir a una mayor precisión del ciclo de conteo del sistema.

Temporada

Otro intervalo utilizado por algunos modelos de negocio es un inventario de temporada. Pueden ser puntuales o recuentos completos. La razón principal detrás de estos inventarios se debe ya sea al cambio de las estaciones y las tendencias o al deterioro del producto. En la ropa, por ejemplo, algunas empresas realizan un inventario ya sea total o parcial, casi al final de la temporada para verificar qué se han vendido a través del inventario de temporada en lugar de la nueva mercancía que se almacena. En las empresas que venden productos perecederos, es necesario verificar que no se están vendiendo bienes vencidos que violen los códigos de salud o que puedan perjudicar al cliente. Estos son comúnmente sondeos para apoyar los recuentos totales de los inventarios cíclicos.

Anual

Realizar un inventario anual es común cuando las empresas no utilizan los procedimientos de recuento de ciclos y de programa, o cuando tienen un pequeño número de elementos. Muchas empresas también realizan el inventario anual de conteos cíclicos correctos en el programa al entrar en el nuevo año y para usar la pérdida como una deducción de impuestos a menudo significativa. Algunos también atan a la revisión anual a un gerente de operaciones y el bono de desempeño de la exactitud de ese recuento de fin de año.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images