Qué puede suceder si abres un negocio sin una licencia de negocios

Escrito por K.A. Francis | Traducido por Enrique Pereira Vivas

Ser propietario de un negocio es una gran responsabilidad. Los procesos y procedimientos existen para operar un negocio legalmente. Saltarse alguno de estos pasos podría tener consecuencias nefastas para el negocio. Uno de los pasos más importantes que una empresa debe tomar es la consecución de las licencias apropiadas para operar legalmente. Dependiendo de la industria, una o más licencias podrían ser necesarias por lo que es importante determinar qué licencias necesitas.

Tipos de licencias

El tipo de licencias o permisos que una empresa necesita dependerá de la industria y la ubicación de la empresa. Por ejemplo, un salón de belleza necesita varias licencias y permisos para el negocio, el dueño y los empleados del salón. El propio salón necesita una licencia para operar como un negocio, un propietario de un salón en general necesita una licencia de peluquero o de cosmetología junto con una licencia de un gerente y los empleados deben ser peluqueros o cosmetólogos con licencia para trabajar en el establecimiento. Las licencias o permisos se muestran dentro de la empresa. Otros tipos de permisos o licencias incluyen las licencias de construcción si una remodelación es necesaria, los permisos de zonificación si la empresa propuesta se encuentra en una zona considerada como comercial, permisos de salud si la preparación de los alimentos es parte del negocio y un permiso de negocio en casa para un negocio operado desde una residencia personal.

Obligados a cerrar

Un negocio que sea descubierto operando sin licencia podría verse obligado a cesar sus operaciones. En algunos casos, una vez que las licencias se obtienen, el negocio es libre para volver a abrir. Sin embargo, en algunos casos, una empresa podría tener que esperar un período obligatorio de prueba o peor aún, una ciudad puede negarse a conceder una licencia a la empresa.

Las multas y cargos

No tener una licencia de negocio es ilegal, pero el tamaño de una infracción legal dependerá de la industria, la ubicación y de la profundidad de los requisitos de licencia. Por ejemplo, un contador que trabaja desde casa, sin la correspondiente licencia o permiso es menor en comparación que una empresa de transporte por carreteras sin licencia. El contador podría enfrentar multas, comisiones e impuestos posibles. La empresa de transporte podría enfrentar cargos, multas y gastos no sólo de las autoridades locales, sino de las entidades estatales y federales.

Demandas

Si realizas negocios sin licencia y un cliente decide que no está satisfecho con el producto o servicio que le ofreciste, él puede demandarte en la corte de reclamos menores, utilizando el fraude como una razón de la demanda. El hecho es que hacer negocios sin licencia es un acto fraudulento. Si un demandante tiene éxito en su demanda, y el negocio es encontrado responsable, la empresa es responsable de lo que el demandante pagó por el producto o servicio y, posiblemente, de los daños en lo que respecta a la actividad fraudulenta.

La pérdida de la reputación

Si una empresa es atrapada operando sin licencia, esto puede poner en duda la capacidad de la empresa para hacer negocios de una manera ética o competente. Los clientes podían dejarse a la conclusión de que si la empresa no siguió los procedimientos para operar legalmente, podrían no seguir las directrices de los clientes tampoco.

Consideraciones

Obtener una licencia comercial puede ser un proceso tedioso, especialmente si más de una licencia o permiso es necesario para la industria. Pero la cantidad de trabajo y esfuerzo para conseguir las licencias vale la pena al final. Las sanciones por operar un negocio son muy superiores a los inconvenientes de conseguir una licencia.

Créditos de las fotos

  • Thomas Barwick/Lifesize/Getty Images