Qué es una tracción de negocios

Escrito por Casey Anderson | Traducido por Sebastian Castro
Mediante la creación de una tracción de negocios, nuevas empresas pueden atraer inversores potenciales y obtener una ventaja competitiva en su industria.

Mediante la creación de una tracción de negocios, nuevas empresas pueden atraer inversores potenciales y obtener una ventaja competitiva en su industria.

Muchas empresas nuevas a menudo encuentran dificultades para despegar. Encontrar el capital suficiente para financiar el desarrollo de un negocio y mantenerlo en ejecución puede ser difícil para una empresa que no ha tenido tiempo suficiente para demostrar su valía en el mercado. Mediante la creación de una tracción de negocios, nuevas empresas pueden atraer inversores potenciales y obtener una ventaja competitiva en su industria.

Que es la tracción de negocios

La tracción de negocios se refiere al progreso de una empresa nueva y el impulso que gana a medida que el negocio crece. No existe una forma de medir la tracción, sin embargo, las empresas suelen depender de la respuesta del cliente y los ingresos para utilizar como indicadores de su éxito. El razonamiento detrás del desarrollo de la tracción es hacer crecer el negocio mientras se cumplen metas y objetivos específicos de la empresa. Mientras la tracción puede ser un concepto aparentemente abstracto esta es importante y ayuda a una compañía a comprender dónde se encuentra dentro de la industria y dónde quisiera estar.

Importancia de los inversores

Si bien el concepto de tracción es importante para los fundadores y empleados de la compañía, también es fundamental para los inversores y otros que tengan interés en la organización. Cuanto mayor sea la tracción más serán los inversores que se sienten atraídos por la organización. En consecuencia, estos atraerán más fondos para ayudar a que el negocio tenga éxito. Por lo tanto, el desarrollo de un alto nivel de tracción es importante para la puesta en marcha de cualquier negocio y debe ser una parte fundamental de un plan de crecimiento del negocio.

Creación de tracción

Entender el futuro de la organización, el desarrollo de metas específicas y los medios para alcanzar esos objetivos, es el primer paso para el éxito de la puesta en marcha. Si las metas están claramente establecidas, tanto para el plan de negocios como para la declaración de la misión, los inversionistas podrán ver cómo la empresa va a progresar en relación con los factores del mercado y la competencia. Sin embargo, la definición de estas metas no es lo único. Para medir la tracción, la empresa tiene que entender los indicadores que utilizará para definir el éxito. Dependiendo de la industria y los factores externos del mercado, la tracción se puede medir a través de las ventas, las respuesta de los clientes o de investigaciones de mercado.

Cuestiones

Inclusive la organización con mejores intenciones y un plan de negocios claro puede tener dificultades con la tracción. Si bien hay muchas razones por las cuales las empresas nuevas fracasan, una de las más comunes es la falta de producto o conciencia de marca. A medida que aumenta la competencia en el mercado, las empresas más pequeñas con marcas o productos poco conocidos a menudo se sienten abrumados por las marcas más grandes y establecidas. Por lo tanto, para evitar este escollo, las nuevas empresas aumentan los esfuerzos de publicidad y marketing. Además, si el producto o servicio no está generando la demanda de parte de los clientes o su precio es demasiado alto, la empresa va a perder su equilibrio en la industria. Sólo mediante una cuidadosa investigación y llegada a los clientes una empresa puede recuperar tracción de negocios y continuar su camino hacia el éxito.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/BananaStock/Getty Images