¿Qué es el crecimiento orgánico en los negocios?

Escrito por Robert Morello | Traducido por Enrique Alejandro Bolaños Flores

El camino hacia el crecimiento que un líder de una pequeña empresa decide seguir puede determinar cómo la empresa crece y donde termina. El crecimiento orgánico es una vía de tal manera que puede ayudar a una empresa pequeña a crecer y expandirse dentro de la forma más natural y libre de residuos. Las pequeñas empresas necesitan seguir una forma más inteligente, más económica, de modelo orgánico para sobrevivir y prosperar en el mismo campo de juego con las grandes empresas.

Crecimiento orgánico

El crecimiento orgánico es diferente del crecimiento a través de adquisiciones, que implica la compra de empresas existentes para expandir el alcance de tu negocio. Cuando una empresa se expande por absorción, las cosas suceden rápidamente y se ven obligadas a posicionarse en los modelos de empresa de los competidores y versiones más pequeñas de sí mismos. Este atajo para el crecimiento puede afectar la personalidad de tu negocio y hacer que tu progreso hacia adelante se mueva en varias direcciones a la vez. El crecimiento orgánico es más lento, un proceso más deliberado que requiere una combinación de mejoras orientadas al cliente, capacidad de adaptación fácil y la inversión inteligente para desarrollar una base sólida que puede ser alimentada para construir una empresa más grande y más exitosa en el tiempo.

Crecimiento orientado al cliente

Los negocios orgánicos utilizan la opinión del cliente para guiarlos y que puedan desarrollar el producto o los servicios que demandan con el público que más importa. Al cosechar las opiniones de los clientes existentes para guiar tu desarrollo, puedes satisfacer tu base, mientras que el crecimiento de la marca llega a más personas con el mismo servicio personal y atención. Con un modelo que se mantiene fiel a la filosofía del cliente y tu negocio, el negocio crecerá más como una serie de relaciones y menos como una empresa comercial. Los clientes pueden involucrarse en el proceso de comercialización a través de revisiones o programas de clasificaciones que proporcionan información sobre tus servicios y productos. Los medios sociales son una forma fácil y de bajo costo para realizar encuestas y evaluar las necesidades de los usuarios para que puedas determinar lo que falta y lo que funciona.

Fácil adaptabilidad

Las empresas que muestran un crecimiento orgánico se adaptan rápidamente a un entorno empresarial cambiante. Del mismo modo que un árbol redirigirá sus ramas si algo bloquea su camino, un negocio orgánico debe reorientar sus esfuerzos, adaptar su línea de productos y ser lo suficientemente flexible como para cambiar lo que sea necesario para seguir adelante. Todo, desde envases a diseño de página web y el contenido a los métodos y tácticas de marketing deben ser flexibles y fácilmente moldeados para adaptarse a las tendencias y los cambios del mercado. La adaptabilidad permite a tu empresa reposicionarse si las condiciones del mercado son desafiantes. Los negocios orgánicos deberían tener una visión y adherirse a ella, sino también ser capaces de mover libremente a esa visión.

Contratación inteligente

En lugar de gastar mucho dinero contratando y capacitando a los trabajadores de nivel básico, las empresas que demuestran un crecimiento orgánico usan un proceso de evaluación de candidatos más riguroso y tratan de contratar a personas con talentos en trabajos específicos. Contratar a unos pocos trabajadores con experiencia de nivel superior y pagarles un poco más puede ser mucho más inteligente y eficaz que tomar la ruta más barata. El crecimiento desde dentro sólo puede tener lugar cuando la empresa tiene un sólido conjunto de raíces que impulsan el crecimiento y funcionamiento inteligente desde el interior. Los buenos trabajadores son el sistema radicular.

Créditos de las fotos

  • Comstock Images/Comstock/Getty Images