Los 10 mandamientos del marketing

Escrito por Brian Hill | Traducido por Mike Tazenda

El propietario de un pequeño negocio mide el éxito de sus esfuerzos de marketing basándose en los resultados, o sea, en cómo crecen las ventas. Pero este éxito se construye sobre una base de principios de marketing seguros. Ejecutar una cuidadosa investigación de mercado para entender mejor a los clientes y a la competencia, divisar estrategias innovadoras de marketing e implementarlas de una forma económicamente efectiva, y dedicarse incansablemente a mejorar la satisfacción del cliente contribuyen al aumento de las ventas y de la rentabilidad de un pequeño negocio.

Conoce a tu cliente

La decisión de un cliente de comprar está dirigida por lo que necesita y desea. Para darle exactamente lo que desea y está dispuesto a pagar, debes tomarte tu tiempo para comprender esas necesidades. En un negocio pequeño, puedes comenzar preguntándole a tus clientes actuales y potenciales si estás ofreciéndoles exactamente lo que ellos quieren, y también qué es lo que podrías mejorar según su perspectiva.

Vigila a la competencia

Cada negocio se enfrenta a amenazas de la competencia. Los competidores intentarán alejarte del negocio o capturar una mayor porción de nuevos clientes que ingresan en el mercado. Si no sabes qué es lo que la competencia está llevando a cabo como estrategia, no puedes estar listo para responder a esas estrategias de marketing. El dicho "mira lo tuyo" no aplica al dueño de un pequeño negocio. Él debe vigilar todo lo que su competencia hace.

No todo es para cualquiera

Segmenta tu mercado en grupos de clientes que son más propensos a compara tus productos. No asumas que todo el mundo es un cliente potencial. Por ejemplo, algunos consumidores reaccionan más favorablemente a los precios bajos, otros buscan las mercancías de mayor calidad o un excelente servicio de post-ventas, y están dispuestos a pagar más por ello.

Repetir el negocio es lo más rentable

Adquirir un nuevo cliente requiere un gasto en recursos de marketing, ya sea en publicidad y promoción o en tiempo del personal para hacer una venta inicial. Una venta adicional a un cliente existente requiere un incremento de los costos de marketing muy pequeño. Construye tu base de clientes frecuentes aportando más valor al producto que el que el cliente espera. Sorpréndelos con tu elevado nivel de servicios para que tenga poco incentivo para comprarle a un tercero.

Favorece el marketing de boca en boca

Los mejores voceros, en especial en la era de internet, en que la comunicación ocurre con la velocidad de la luz, que los clientes encantados con los productos y servicios que ofreces, y que están dispuestos a recomendar tu empresa a sus amigos y colegas. Incentiva el mercado del boca en boca ofreciendo descuentos por traer nuevos clientes.

Usa distintos métodos de marketing

Llega a tus clientes de todas las formas que puedas. Si te ha ido bien con avisos impresos, por ejemplo, no asumas que es todo lo que necesitas hacer. Desarrolla un sitio web profesional y aprende las estrategias para dirigir un tráfico de clientes hacia él. No desestimes las oportunidades de publicidad gratis, cada propietario de un pequeño negocio tiene una historia para contar acerca de por qué se inició en esa área en particular. Contáctate con periódicos locales y revistas de negocios y hazles saber por qué tu empresa tiene una historia interesante para publicar.

Focalízate en unos pocos temas clave

Construye tu imagen de marca creando unos pocos mensajes de marketing que proyecten la imagen que deseas transmitir. Repite estos temas en todos los mensajes de marketing que muestras al consumidor a través de publicidad, signos y tu sitio web. Estos temas deben basarse en tus ventajas competitivas y deben ser fáciles de recordar.

Mantén tus estándares de ética altos

No prometas más de lo que puedes ofrecer al cliente. Si él se encuentra con que ha sido engañado sobre el precio, los términos o la disponibilidad del producto, probablemente no volverá. Asegúrate de que cada uno de tus empleados sea justo y honesto en todas sus transacciones con los clientes.

Mide la satisfacción de cliente

Desarrolla un sistema de evaluar la satisfacción del cliente entregando tarjetas de comentarios u organizando una encuesta en tu sitio web. Nunca asumas que estás logrando una satisfacción del 100% simplemente porque no recibes muchas quejas. Muchos clientes no se molestan en quejarse si no están satisfechos, simplemente, se cambian a la competencia.

Adáptate a los cambios del mercado

Los gustos del consumidor cambian como cambian los estilos de vida, y los consumidores siempre buscan cosas nuevas y diferentes para probar. Incluso si tu pequeña empresa ha sido enormemente exitosa, busca formas de mejorar el valor que aportas a tus clientes basándose en lo que desean, lo que necesitan y en sus cambios de gustos. Nunca te conformes completamente con el desempeño actual de tu compañía.

Créditos de las fotos

  • Photodisc/Photodisc/Getty Images