Claves para un exitoso posicionamiento de marca

Escrito por Carol Wiley | Traducido por Javier Enrique Rojahelis Busto

El posicionamiento de marca es una manera de distinguir tu producto o servicio del resto del mercado y de crear un valor que es percibido en la mente de los clientes potenciales. Por ejemplo, en el mundo del automóvil, la marca Mercedes crea expectativas diferentes a las de la marca Kia. Sin embargo, la marca también es importante para las pequeñas empresas que quieren destacar en el mercado, y las claves del éxito del posicionamiento de marca incluyen el conocimiento de tus clientes y de tomar todas tus decisiones con un enfoque hacia lo que es importante para ellos.

Define a tus clientes

La primera clave para el éxito del posicionamiento de marca es definir los tipos de clientes que deseas atraer: ¿las madres con bebés o las mujeres que no tienen hijos?; ¿los hombres que gustan de las carreras de resistencia o los que prefieren las tardes tranquilas en la naturaleza?; ¿individuos conscientes de la salud o aquellos que no diferencia una zanahoria de un nabo?. Haz una lista de todos los tipos de clientes que deseas que tu negocio atraiga. Por ejemplo, Volvo ha construido su marca para atraer a personas interesadas en la seguridad automotriz.

Estudia a tus clientes

Averigua qué es importante para los clientes que deseas atraer. Si ya tienes algunos clientes, puedes encuestarlos. De lo contrario, mira la información demográfica y otros estudios realizados que proporcionan datos acerca de los clientes que tienes como objetivos. Una vez que sepas lo que es importante para tus clientes objetivos, elige los tres o cuatro resultados que son los más importantes para tu cliente ideal.

Ser coherente con el posicionamiento de tu marca

Utilizando los tres o cuatro resultados que has definido, crea un posicionamiento de marca que describa lo que hace tu negocio y para quiénes está dirigido, el valor único que ofrece tu empresa y cómo este valor se diferencia de la competencia y cuáles son los beneficios que el cliente obtendrá de tu producto o servicio. Asimismo, debes decidir sobre cuál es la cosa más importante que tu empresa siempre se comprometerá a entregar a los clientes. De modo coherente haz que todas tus decisiones se basen en esta promesa de la marca y en tu posicionamiento de la marca.

Cree los elementos de tu marca

Crear una marca con personalidad - los rasgos por los que deseas que tu negocio sea conocido - y, si tienes una empresa establecida, una relato sobre la marca que muestre cómo la historia de tu empresa le agrega valor y credibilidad a la marca. Asimismo, crea los elementos físicos que componen la marca, incluyendo su logotipo, el lema comercial, los colores, los tipos de fuentes, las imágenes y otros elementos físicos utilizados en la comercialización y en la presentación de tu marca. Estas asociaciones físicas de la marca deben servir para reflejar tu promesa de marca y todos los rasgos de tu marca, así como para apoyar el posicionamiento de ella.

Comercializar tu marca

Según Dan Coughin, presidente de la Coughlin Co., "la clave del posicionamiento de una marca está en recordarles a los clientes aquello que quieres que retengan sobre tu marca", y él dice que cada contacto (incluidas las actividades de comercialización) que tienes con tus clientes actuales o potenciales deben reforzar tu marca.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images