Las ventajas del financiamiento interno

Escrito por Kevin Johnston | Traducido por Andrew Steven Reyes Cortes

    Para que tu pequeño negocio crezca, tienes que invertir dinero. Ya se trate de publicidad adicional, nuevos equipos, instalaciones ampliadas, o un nuevo departamento que desees añadir, algo tendrá que financiar tu esfuerzo. Tienes dos opciones para esto: fuentes externas y fuentes internas. Conoce las ventajas de usar las fuentes internas para financiar tu expansión y estarás en camino hacia un crecimiento sostenible para tu negocio.

    Fuentes de financiamiento

    El financiamiento interno proviene del exceso de efectivo después de gastos. Esto significa utilizar las ganancias para financiar su proyecto o la publicidad. También puede obtener fondos adicionales de la depreciación de equipos e instalaciones. Esta depreciación reduce tus impuestos y por lo tanto te permite tener más dinero para gastar en el negocio.

    Financiamiento interno frente al financiamiento del banco

    Cuando utilices fondos de la compañía, no tienes que pagar intereses al banco. Tampoco tienes que pasar por el proceso de solicitud, que puede ser costoso si tienes que pagar a alguien para preparar los estados de resultados, balances y demás documentación requerida por el banco.

    financiamiento interno frente al índice de Venta

    Una forma de recaudar fondos para tus proyectos de negocio es vender acciones a los inversores. Esto les da parte de la propiedad de la empresa. El financiamiento interno ofrece la ventaja de mantener el control en manos de los fundadores de la compañía.

    Financiamiento interno vs. ayuda del gobierno

    Una empresa puede optar a las subvenciones del gobierno bajo ciertas circunstancias. Las subvenciones minoritarias pueden ayudar a las empresas de propiedad de minorías se expanden, y las empresas pueden recibir subvenciones para la ecología, por citar sólo dos ejemplos. Sin embargo, el proceso de solicitud puede ser largo y costoso. El gasto proviene de la preparación de la documentación para estas subvenciones. Tienes que ganar la aprobación de la agencia que da la subvención, y esto puede involucrar a muchos individuos y comités. Con el financiamiento interno, puedes empezar en tu proyecto de inmediato, sin la aprobación requerida excepto el de la gestión y sus accionistas.

    Financiamiento interno frente a la venta de activos

    Algunas empresas tratan de financiar nuevos gastos mediante la venta de activos. Esto disminuye el valor de la empresa y puede disparar los costos de transacción, así como los impuestos. El financiamiento interno mantiene todos los activos de la empresa y no incurre en gastos adicionales a los costos del proyecto en sí.

    Créditos de las fotos

    • Thinkstock/Comstock/Getty Images