¿Qué pasa si no pagas una deuda sin garantía?

Escrito por Mike Broemmel | Traducido por Txell Parera

El incumplimiento de pago de un préstamo sin garantía no significa que el prestamista no tiene recursos para cobrarte. Un préstamo sin garantía es uno que carece de garantías específicas. Un préstamo garantizado es uno con garantía, como un préstamo hipotecario para la adquisición de bienes inmuebles para uso de la empresa.

Consideraciones

Aunque el prestamista carece de una garantía para recuperar o ejecutar un préstamo sin garantía no pagado, el prestamista puede demandar a tu empresa para cobrar, de acuerdo con "Financing Your Small Business" de James E. Burk. No sólo el prestamista puede solicitar una indemnización por el saldo del préstamo, sino también por intereses, sanciones, honorarios y costos.

Juicio por impago

Cuando un prestamista presenta una denuncia y obtiene un juicio contra tu empresa por préstamos sin pagar, puede utilizar una gran variedad de herramientas para cobrar el juicio. El prestamista puede embargar la cuenta del banco de la empresa. Tiene derecho a que se retengan los activos inmobiliarios o los vehículos a nombre de tu empresa.

Marco de tiempo

Un caso con garantía presentada contra tu empresa es bastante rápido. Un prestamista posiblemente pueda obtener una sentencia en contra de tu presupuesto en pocos meses, comenzando las actividades de recobro inmediatamente después de recibir la orden del juzgado.

Advertencia

A menudo, el prestamista requiere al propietario de una empresa firmar un préstamo con la empresa avalado con fianza, de acuerdo con "The Small Business Guide To Financing" escrito por Kate Lister y Tom Harnish. Si ese es el caso, no sólo tu empresa debe hacer frente a la garantía si quiebra, e incluso el prestamista puede ir a por ti personalmente también. Puede obtener un embargo de tus cuentas personales y retenerte bienes inmuebles o automóviles en esta situación.

Asistencia de expertos

Si tu empresa no paga un préstamo sin garantía, más en concreto alguno que hayas avalado tu mismo, contrata los servicios de un abogado. Los derechos de tu negocio, y potencialmente tus propios intereses, están mejor protegidos con representación legal cualificada. La American Bar Association ofrece recursos para ayudarte a encontrar un abogado con experiencia.

Referencias

  • "Financing Your Small Business"; James E. Burk; 2006
  • "The Small Business Guide To Financing"; Kate Lister & Tom Harnish; 2010

Créditos de las fotos