Las ventajas de una estructura organizativa jerárquica

Escrito por Chrystal Doucette | Traducido por María Florencia Lavorato

    En una estructura de organización jerárquica, tu negocio tiene niveles verticales que conducen a una figura de autoridad superior. Tus empleados tienen funciones claramente definidas y líderes. A pesar de que una estructura jerárquica tiene algunas desventajas, cuenta con varias ventajas que la hacen digna de consideración para una pequeña empresa con varios empleados.

    La autoridad es obvia

    En una estructura jerárquica, la escalera sube a una figura de autoridad superior. Dentro de la escala están los departamentos con funciones claras y sus gerentes. Con este tipo de estructura vertical, los empleados saben a quién informar los problemas. En un negocio muy pequeño, puede tener sólo un par de empleados en cada nivel; un semanario pequeño, por ejemplo, puede tener dos agentes de publicidad que llevan adelante el departamento de publicidad. El departamento editorial podría tener dos periodistas y un diseñador de páginas, también en la parte inferior de la jerarquía. Un editor administra al personal editorial. El editor dirige el departamento de edición y la publicidad y el propietario de la empresa administra al editor. Cada empleado solicita la orientación del supervisor que está directamente sobre sí.

    Los gerentes están capacitados en áreas específicas

    Podrás contratar gerentes en cada nivel que sean expertos en la función específica del departamento. En otros tipos de organizaciones, es posible que tengas un gerente que supervisa los trabajadores con muchas funciones. El gerente puede tener un conocimiento básico de cada función, pero no una comprensión en profundidad. Los gerentes con conocimientos en un área especializada pueden guiar a los empleados a niveles avanzados. Puedes capacitar a tus empleados en software, programas, máquinas y otras habilidades necesarias para realizar bien su trabajo. Ellos pueden tener reuniones departamentales que fomenten el desarrollo personal. Los empleados que sienten confianza en la competencia de sus directivos querrán aprender de ellos. De esta manera, tus gerentes construirán un departamento fuerte que puede mejorar el éxito de tu organización.

    Camino promocional transparente

    Tus empleados saben a dónde ir cuando se trata de una promoción; ellos pueden ver claramente el siguiente paso en la escalera de tu organización. En una estructura jerárquica, tus empleados saben a dónde conduce el camino y a dónde termina. Ellos podrían estar motivados de pasar a la siguiente posición, ya sea en un cargo directivo o en un nuevo departamento.

    Lealtad departamental

    Los departamentos que trabajan para desarrollar un rol en común forman un sentido de camaradería. A medida que sus empleados trabajan para desempeñar un papel específico en la organización, forman enlaces con los que contribuyen hacia el mismo resultado. En "Organizational Communication in an Age of Globalization", los autores señalan que los departamentos tienen una jerga específica, y el lenguaje común une a las personas en esa división. Los empleados de un departamento pueden relacionarse entre sí ya que se enfrentan a retos similares y reflexionan sobre las experiencias compartidas. En las organizaciones sin estructuras departamentales o jerárquicas, los empleados forman enlaces a medida que cumplen un objetivo común para la organización. Al mismo tiempo, les falta el lazo que viene de trabajar a diario con otras personas que comparten una comprensión detallada de sus funciones específicas.

    Referencias

    Créditos de las fotos

    • Polka Dot Images/Polka Dot/Getty Images