Importancia de una buena estructura organizacional

Escrito por Brian Hill | Traducido por Verónica Sánchez Fang

Las empresas requieren de una estructura para crecer y ser rentables. El diseño de una estructura organizacional ayuda a la alta gerencia a identificar el talento que necesita ser añadido a la empresa. La planificación de la estructura asegura que haya suficientes recursos humanos dentro de la empresa para lograr las metas establecidas en el plan anual de la compañía. También es importante que las responsabilidades estén claramente definidas. Cada persona tiene una descripción de las funciones de su trabajo y cada trabajo ocupa su propia posición en el organigrama de la empresa.

Comunicación

El flujo de información es esencial para el éxito de una organización. La estructura de la organización debe estar diseñada para asegurar que los individuos y departamentos que necesitan coordinar sus esfuerzos tengan líneas de comunicación que estén integradas en la estructura. El departamento de planificación financiera y análisis puede informar al Director Financiero y Vicepresidente Senior de Mercadeo, ya que estos dos miembros del equipo de alta dirección dependen de la información y los informes presentados por la planificación financiera.

Reporte de relaciones

Los informes de las relaciones deben ser claras para que todos los miembros de la organización comprendan cuáles son sus responsabilidades y sepan a quién deben rendir cuentas. Estas relaciones claras hacen que sea más fácil para los gerentes supervisar los niveles de organización inferiores. Cada uno de los empleados se benefician sabiendo a quien pueden acudir en busca de orientación o ayuda. Además, los directivos son conscientes de que está fuera del alcance de su autoridad, por lo que no sobrepasarán sus límites e interferirán con las responsabilidades de otro gerente.

Crecimiento y expansión

Las empresas que crecen rápidamente son las que hacen el mejor uso de sus recursos, incluyendo la gestión del talento. Una estructura organizacional garantiza que la empresa cuente con las personas adecuadas en los puestos adecuados. La estructura puede sugerir puntos débiles o deficiencias en el equipo directivo de la compañía actual. A medida que la empresa crece, la estructura de la organización debe evolucionar con ella. Muchas veces más niveles de administración son creados, cuando un jefe de departamento tenga también muchas personas dependientes de él a la vez para dar a cada empleado la atención y la orientación necesaria para que el empleado tenga éxito.

Terminación de las tareas

Una estructura organizacional bien diseñada facilita la realización de los proyectos. Los gerentes de proyecto pueden identificar mejor los recursos humanos disponibles para ellos si el alcance de la responsabilidad de cada departamento, y las capacidades de cada miembro del equipo, son claras. Un proyecto para desarrollar un nuevo producto requeriría una investigación de mercado. El gerente de proyecto debe saber que la organización puede proporcionar esta investigación, y cuyo permiso se debe obtener de la investigación por hacer.

Ajuste a las necesidades de la compañía

Las compañías en diferentes industrias requieren diferentes combinaciones de talento y un énfasis relativamente mayor en ciertas tareas de mantenimiento. Una compañía de software suele tener un gran equipo de desarrollo. La estructuración de las relaciones de subordinación dentro del equipo de desarrollo para la creatividad y la productividad del sistema, y los plazos se cumplen, es vital para el éxito de este tipo de empresa. Las empresas a menudo tienen que pasar por una fase de reorganización en la que las posiciones individuales o departamentos enteros incluso se vuelven a colocar en el organigrama con el fin de utilizar mejor los recursos humanos de la empresa y hacer que la operación funcione mejor.

Lo que puede salir mal

Las organizaciones mal estructuradas encuentran que los plazos críticos no se cumplen porque no hay suficientes recursos humanos en cada departamento para llevar a cabo todas las partes de una tarea determinada, o porque no estaba claro de quién era la responsabilidad final del proyecto. Si las personas no están seguras de a quién reportan, pueden encontrarse con que se les asignan tareas en conflicto entre dos o más gerentes por encima de ellos.

Créditos de las fotos

  • Ryan McVay/Photodisc/Getty Images