Las responsabilidades de un desarrollador de negocios

Escrito por Russell Huebsch | Traducido por Daniela Laura Arjones

Un desarrollador de negocios, también llamado gestor de desarrollo de negocios, puede asumir varios papeles diferentes en un solo proyecto que afecta el futuro a largo plazo de una empresa. Algunas posiciones requieren tareas de desarrollo de negocios a pesar de que el término "Desarrollador de negocios" nunca aparece en el título. En general, éste busca nuevas maneras para que la empresa gane dinero, que a veces significa salir y generar vínculos personalmente.

Tarea principal

En general, un desarrollador de negocios busca la manera de atraer más ingresos para la empresa. Esto puede significar cualquier cosa, desde la búsqueda de nuevos mercados, la asociación con otras empresas, la venta de nuevos productos para los mercados existentes o el desarrollo de nuevos productos o servicios para un mercado global. Debe estar al tanto de las estrategias de los competidores, como sus planes de marketing y nuevos productos. Además, debe tener un conocimiento en profundidad de los productos propios de su empresa, estrategias de marketing y demográficos claves.

Otras tareas

La empresa puede dar al desarrollador responsabilidades que se acercan a la comercialización y la publicidad. Por ejemplo, la empresa puede solicitar al desarrollador que ayude a crear nuevos productos y comercializarlos también. También podría tener que encontrar nuevos clientes, negociar con ellos y cerrar esos tratos.

Variación de las responsabilidades

Las responsabilidades de trabajo reales de un desarrollador de negocios dependen de las necesidades de la empresa. En una gran empresa, por ejemplo, puede concentrarse sobre todo en la adquisición de empresas más pequeñas que quitan cuota de mercado. En una compañía más pequeña, el gerente de desarrollo de negocios puede pasar la mayor parte de su tiempo obteniendo cuentas de las empresas y estando al frente de los proyectos de desarrollo de productos.

Consideraciones

Cualquiera que planee entrar en negocio debe obtener algún tipo de formación de desarrollo de negocios. Por ejemplo, los bufetes de abogados a menudo esperan que sus abogados asociados encuentren nuevos clientes y generen seis a ocho horas facturables cada día. La capacitación para el desarrollo de negocios también prepara a un trabajador para varias otras industrias, tales como ventas e ingeniería. Un desarrollador de éxito tiene gran capacidad de análisis y de investigación, habilidades con la gente, y sabe cuándo cerrar un trato.

Créditos de las fotos

  • Digital Vision./Photodisc/Getty Images