La importancia de la nómina

Escrito por Jennifer F. Bender | Traducido por Nieves Fragola

Cada pequeño empresario realiza más de una función para su compañía. Una de las tareas más importantes en la gestión de una pequeña empresa consiste en completar la nómina. Los empleados deben poder confiar en que se les pague sobre una base consistente y sin retrasos. La nómina afecta cada aspecto de una pequeña empresa, desde el ánimo de los empleados hasta la estabilidad financiera de la empresa.

Estado de ánimo

Uno de los aspectos más importantes de la nómina es su impacto sobre el estado de ánimo de los empleados. En una empresa pequeña, los empleados tienden a ser más conscientes de la estabilidad financiera de la empresa que en una compañía más grande. Si la nómina se retrasa, los empleados comienzan a dudar sobre la integridad financiera de la empresa. Esto hace que los empleados comiencen a rendir menos y a cuidar menos su trabajo si sienten que no es seguro. La nómina siempre debe ser pagada en tiempo y forma para mantener alto el ánimo de los empleados.

Remuneración

Otra característica importante de la nómina es que le permite a un empleado sentir su patrimonio neto en una pequeña empresa. La remuneración total de un empleado se incorpora a la nómina. Esto incluye su salario, beneficios y bonificaciones. Los empleados suelen ser sometidos a evaluaciones anuales de desempeño por parte de sus supervisores y son recompensados con un aumento de sueldo o un bono o ambos. Los beneficios también reflejan el valor de un empleado dentro de una pequeña empresa. Los empleados que reciben seguro de salud, seguro de vida y pensión sienten que tienen un patrimonio superior.

Trabajo que insume tiempo

La nómina puede ser un trabajo que le insuma mucho tiempo a un pequeño empresario. Necesita ser llevado a cabo consistentemente una o dos veces al mes Además, la información tiene que ser correcta de manera que se le pague a los empleados la cantidad correcta, las retenciones sean exactas y los depósitos de impuestos estatales y federales se hagan en término. Para hacer esto de manera eficiente, un pequeño empresario debe considerar la subcontratación de este trabajo a fin de liberar su tiempo.

Reducción en las facturas de impuestos

Un último aspecto importante de la nómina es que tiene que ser hecha correctamente para bajar los impuestos estatales y federales de una pequeña empresa. Los pequeños empresarios deben asegurarse de que los empleados llenen sus formularios de retención W-4 correctamente. La información en éstos se utiliza para retener los impuestos personales de los empleados. Los empresarios también deben asegurarse de estar reteniendo de la nómina cada año la cantidad correcta de impuestos del Seguro Social. Los porcentajes de estos impuestos pueden cambiar anualmente según la legislación.

Créditos de las fotos

  • Comstock Images/Comstock/Getty Images