Lista de deducciones fiscales para empresas

Escrito por Alibaster Smith | Traducido por Pattricia Patino

Las empresas disfrutan de una multitud de deducciones fiscales. Una deducción fiscal es una amortización que las empresas toman para reducir su ingreso bruto. Esto, a su vez, reduce los impuestos que la empresa debe pagar. El incentivo de reducir los impuestos es inherente al objetivo de una empresa de maximizar los dividendos tanto para la empresa como para los accionistas, si los hay.

Pago de empleados

Cuando una empresa contrata empleados, el pago a estos empleados representa un costo para la compañía. El costo pagado por la empresa es deducible de impuestos. Esta deducción puede alentar a algunos empleadores a pagar a los empleados un salario más alto y así compensar los impuestos fiscales sobre ingresos si el impuesto ahorrado es mayor que el costo causado por el pago de salarios, bonos y otras tasas a los empleados.

Plan de jubilación

Los planes de jubilación permiten a los empleados ahorrar dinero para su futuro. Los empleadores tienen dos opciones principales para contribuir a los planes de jubilación. Los empleadores pueden contribuir a los planes de beneficios definidos o planes de aportes definidos. Los planes de beneficios definidos son planes de pensiones que pagan un monto periódico garantizado a los empleados cuando estos se jubilan. Los planes de aportes definidos son planes de jubilación tales como 401 (k), 403 (b) anualidades, el sistema simplificado de pensiones o IRA y los IRA SIMPLE. Todos los aportes realizados a los planes de pensiones de los empleadores son deducibles para la empresa.

Impuestos

Los impuestos federales, estatales, locales y extranjeros pagados en relación a el funcionamiento de la empresa, y siempre y cuando estos impuestos sean directamente atribuibles a tu negocio, son totalmente deducibles en la declaración de impuestos de la empresa. Esto permite a la empresa aumentar sus ingresos, incluso cuando se pagan impuestos, lo que ayuda a recuperar parte del costo mediante el pago de esos impuestos.

Seguro

Los seguros son a menudo necesarios para las empresas. Seguros tales como el seguro de responsabilidad civil, seguro para errores y omisiones, seguro de mala práctica médica y cualquier otro seguro requerido para tu negocio, es totalmente deducible. Al deducir estos costos, la empresa reduce efectivamente el desembolso neto de las primas de seguro que paga, lo que aumenta los ingresos netos de la compañía.

Créditos de las fotos

  • Comstock/Comstock/Getty Images