El papel de ventas y promoción de ventas en relación con las pequeñas empresas

Escrito por Louise Balle | Traducido por Gonzalo Cerda
El propietario de una pequeña empresa no puede ignorar la importancia de establecer una unidad dedicada a las ventas, las promociones de ventas o una combinación de ambas para atraer a los clientes.

El propietario de una pequeña empresa no puede ignorar la importancia de establecer una unidad dedicada a las ventas, las promociones de ventas o una combinación de ambas para atraer a los clientes.

El propietario de una pequeña empresa no puede ignorar la importancia de establecer una unidad dedicada a las ventas, las promociones de ventas o una combinación de ambas para atraer a los clientes. En muchos sentidos, estas estrategias son aún más cruciales de lo normal para una pequeña empresa -especialmente cuando ésta tiene ventas lentas o no tiene ventas. Un enfoque en las ventas pone ahora un pequeño negocio en una posición más fuerte para crecer más tarde.

Establecer una unidad de venta

Incluso una pequeña empresa puede beneficiarse del establecimiento de una unidad de venta separada. En muchos casos, el propietario de la empresa trata de hacer malabares con esta responsabilidad, además de otras funciones, pero se convierte en abrumador a veces. Otra opción es emplear a los contratistas encargados o unos pocos empleados regulares, dedicados a aumentar las ventas de la pequeña empresa. El equipo de ventas debe trabajar activamente para atraer nuevos negocios y mantener a los clientes existentes interesados ​​en la empresa. Los miembros del equipo trabajan tanto en listas de ofertas (llamadas en frío) o consultas directas de las partes interesadas en un esfuerzo por convertir las ventas.

Ofrecer una promoción de ventas

Una promoción de ventas es una iniciativa realista para una pequeña empresa, ya que cuesta poco o nada de dinero por adelantado para implementarla. Es una oferta especial diseñada para atraer ventas rápidas durante un período de tiempo específico. Por ejemplo, una empresa puede ofrecer un porcentaje de descuento a los nuevos clientes, siempre y cuando compren antes de un plazo determinado. Otro ejemplo es el caso de dos o más pequeñas empresas que se unen para hacer promociones cruzadas. Por ejemplo, una sala de cine ofrece una cena gratis en un restaurante local con la compra de entradas o viceversa.

Impulsar el reconocimiento

Una de las funciones que una unidad de ventas o iniciativa de promociones juega, es aumentar el reconocimiento de la pequeña empresa. Muchas pequeñas empresas necesitan ayuda para darse a conocer y lograr que los clientes confíen en el negocio. Mientras que muchas grandes empresas reciben constantemente las ventas simplemente por su nombre, las pequeñas empresas desconocidas deben implementar estas técnicas de venta agresivas para mantener su competitividad.

Conexiones con los clientes

Un fuerte equipo de ventas y las campañas de promoción para atraer la atención también ayudan a las pequeñas empresas a conectarse con los clientes. Una de las ventajas más grandes que una pequeña empresa tiene sobre una gran empresa es su capacidad de relacionarse con los clientes individuales. Un equipo de ventas ingenioso de pequeña empresa usa la venta relacional para conocer más acerca de los clientes y entregar soluciones individuales a la medida para ellos. Cuando un cliente entra en una pequeña empresa para aprovechar la ventaja de una promoción de ventas, ésta le da al dueño y los empleados la oportunidad de aprender más acerca del cliente como individuo, así como sus necesidades y motivaciones.

Créditos de las fotos

  • Visage/Stockbyte/Getty Images