¿Cuáles son los cuatro estados financieros que deben prepararse para una entidad de negocios?

Escrito por Jay Way | Traducido por Stefanía Saravia

Una entidad de negocios utiliza los estados financieros para comunicar sobre su información financiera con partes interesadas, incluyendo inversores y acreedores. Los cuatro estados financieros deben prepararse para proporcionar información detallada sobre la condición financiera de la entidad en puntos determinados de tiempo y para informar sobre su rendimiento financiero durante períodos particulares. Los cuatro cubren todo desde activos, pasivos, responsabilidades, patrimonio de la utilidad neta y flujo de dinero.

Hoja de balance

Una hoja de balance es el estado financiero que lista las cuentas y los balances de los bienes de una entidad, las responsabilidades y la equidad de los accionistas. Una entidad de negocios la información financiera en su hoja de balance al final de período contable, proporcionando radiografías de su condición financiera en el momento debido. Mientras que el activo de una entidad representa la condición de dinero, las responsabilidades y la equidad de los accionistas. Debido a que los activos son financiados tanto por responsabilidad o por equidad, los activos totales siempre igualan la suma de ambas cosas.

Estado de resultados

El estado de resultados a menudo hace referencia al estado de ganancias y de pérdidas, que informa las ganancias, costos y gastos de la entidad de negocio así como el ingreso neto, el principal elemento de un estado de resultados. Por lo tanto, este tipo de estado financiero es un resumen de los resultados financieros de una empresa durante un periodo contable determinado. El estado de resultados normalmente se organiza para cubrir las actividades de operación, actividades no operativas como inversiones y operaciones descontinuadas y cualquier otro evento extraordinario, excepcional y poco frecuente.

Flujo de dinero

El estado de flujo de dinero muestra las entradas de dinero y las salidas entre la entidad de negocios y el mundo exterior durante un período contable determinado. Mientras que los ingresos y gastos reportados en un estado de resultados involucran varias transacciones de dinero, también incluyen ciertos cambios sin dinero. Como resultado, una entidad financiera debe preparar un estado por separado que les informe solo los flujos de dinero. Además de las actividades de operación, el flujo de dinero también viene a partir de las actividades de inversión y financiación. Por ejemplo, la venta de las participaciones de inversión y la obtención de financiación generan entradas de efectivo, y la compra de inversiones y el pago de las deudas resultan en una salida de dinero.

Declaración de patrimonio neto

El patrimonio neto representa el porcentaje de participación de los propietarios de una entidad de negocios, sobre todo del capital aportado por los dueños y las ganancias retenidas que una entidad ha acumulado con los años. Aunque la cantidad de la equidad de patrimonio es reportada en la hoja de balance al final de un período contable, cualquier cambio en ella no será revelando en el reporte de la hoja de balance. La declaración del patrimonio neto se prepara para mostrar la diferencia de los fondos propios entre el período contable y el final de este mismo período. Por ejemplo, los ingresos obtenidos durante un tiempo se añaden al principio de las utilidades retenidas para llegar al final del período de ganancias retenidas.

Créditos de las fotos

  • Keith Brofsky/Photodisc/Getty Images