¿Cuál es la diferencia entre gastos operacionales y no operacionales?

Escrito por W D Adkins | Traducido por Pau Epel
Separa los gastos operacionales y no operacionales en los estados financieros de tu compañía.

Separa los gastos operacionales y no operacionales en los estados financieros de tu compañía.

No todos los costos en los que una compañía incurre están relacionados con el negocio de ésta en sí. Las compañías también tienen gastos no operacionales y, en ocasiones, algunos ingresos no operacionales. Al preparar un estado de resultados para un negocio, es una buena práctica contable distinguir entre los gastos operativos y no operativos, y listarlos por separado.

Gastos operacionales

Los gastos operacionales son los costos en los que una compañía incurre como parte de sus actividades regulares del negocio, sin incluir los costos de bienes vendidos. Estos gastos incluyen los administrativos, como los suministros de oficina y salarios para el personal administrativo. Las comisiones y publicidad son ejemplos de costos de ventas. También tienes gastos operativos generales, como alquileres y servicios públicos.

Gastos no operacionales

Algunos gastos de la compañía aparecen por motivos que no implican la operación normal del negocio. Un ejemplo de estos gastos no operacionales es el interés sobre el dinero prestado; estos gastos también incluyen los costos inusuales o de cuota única. El gasto necesario para la reorganización de una compañía, o para pagar por un proceso de demanda judicial, también son ejemplos de estos gastos. Los cargos por obsolescencia de equipos o cambio de divisas también son gastos no operacionales.

Estado de resultados

Los gastos operacionales y no operacionales son registrados en secciones diferentes de un estado de resultados. Al comienzo del estado de resultados, el costo de bienes vendidos es restado de los ingresos para obtener la utilidad bruta. Los gastos operacionales son listados a continuación, y son restados de la utilidad bruta. La cantidad restante después de todos los gastos operacionales es llamada utilidad operacional. La siguiente sección incluye todos los ingresos y gastos no operacionales. Los ingresos no operacionales, como los intereses ganados, se suman en el estado de resultados, mientras que los gastos no operacionales se restan. El resultado final se denomina utilidad neta del negocio.

Significado

Es totalmente factible que una compañía tenga una operación sólida e igualmente tenga gastos extraordinarios que probablemente no se repitan. Estos gastos de pago único pueden enmascarar un desempeño básicamente bueno. Al separar los gastos operacionales y no operacionales en el estado de resultados, los gerentes e inversionistas pueden evaluar mejor el desempeño real de la compañía. Organizar un estado de resultados de esta forma también te permite monitorear los gastos no operacionales y asegurar que, en caso de que estén causando problemas como altos pagos de intereses, reciban la atención y tratamiento adecuados por parte de la gerencia.

Créditos de las fotos

  • Digital Vision./Digital Vision/Getty Images