3 ejemplos de los tipos de los estados financieros utilizados en las empresas

Escrito por Alia Nikolakopulos | Traducido por Gabriela Nungaray

Las empresas deben producir una serie de estados financieros para proporcionar información sobre sus actividades, el patrimonio neto y la viabilidad. Hay tres principales estados financieros mantenidos por las empresas y cada uno juega un papel diferente. Los inversores, prestamistas y accionistas están interesados ​​en los estados financieros, al igual que los propietarios y miembros de la administración.

Balance

El balance general muestra los activos, pasivos y patrimonio de una empresa. Los balances no enumeran los ingresos diarios y los gastos, sino que detalla los resultados de dichas actividades. Los activos y pasivos se clasifican como corrientes primero o largo plazo. Los activos corrientes y los pasivos se esperan que sean consumidos o pagados dentro de un año, mientras que a largo plazo los activos y pasivos va más allá de un año. Los activos y pasivos se enumeran a continuación en orden de liquidez, lo que significa que los elementos que pueden ser liquidados primero, figura en primer lugar. Los inversores y los prestamistas utilizan información de liquidez para determinar la capacidad de una empresa para pagar la deuda. Por último, la posición de capital de la empresa muestra el balance general del valor neto de la empresa.

Estado de resultados

La cuenta de resultados se conoce también como un estado de ganancias y pérdidas. Esta declaración muestra todos los ingresos y gastos de una empresa de actividades de operación e inversión. Los estados de resultados pueden abarcar cualquier período de tiempo y se publican con frecuencia mensual, trimestral y anualmente. Algunas compañías también ven las cuentas de resultados sobre una base diaria. La declaración de ingresos pone los ingresos primero, seguido por los gastos. La última línea de la cuenta de resultados muestra la ganancia o pérdida neta del período informado. Los estados de resultados también listan las transacciones no monetarias, tales como depreciación, así como las ganancias por acción. Utiliza la información contable de ganancias por acción para determinar el efectivo disponible para pagos de dividendos si la empresa declara un dividendo durante el periodo.

Estado de flujos de efectivo

En el estado de flujos de efectivo se enumeran los ingresos y los gastos físicos. Los elementos de esta declaración se diferencian de las entradas de la cuenta de resultados en que sólo las transacciones resultan en dinero físicamente que entra y sale de la empresa y se registra. Por ejemplo, los gastos de amortización no se muestran porque una empresa no escribe un cheque por depreciación de activos. Esta declaración es importante porque detalla el efectivo que una empresa tiene disponible para pagar los gastos.

Ganancias retenidas

El estado de utilidades retenidas no es uno de los estados financieros básicos solicitados por los inversores o grupos de interés empresariales. Esta declaración vincula la cuenta de resultados para el balance. En esencia, el estado de utilidades retenidas concilia la utilidad o pérdida neta de la empresa y los dividendos pagados. La sección de utilidades acumuladas del balance raramente reconcilia con la utilidad o pérdida neta que aparece en la cuenta de resultados como consecuencia de los dividendos que se pagan sobre una base periódica. Esto responde a las preguntas de declaración inversores, prestamistas y los miembros de la dirección puedan tener acerca de las discrepancias.

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Photos.com/Getty Images