Dónde se incluye la pérdida realizado en un estado de resultados

Escrito por Gail Sessoms | Traducido por Enrique Pereira Vivas

Una pérdida realizada se produce cuando se vende un activo a un precio inferior al precio de compra original. Esta pérdida puede referirse a una transacción financiera o a una pérdida acumulada en un periodo específico de tiempo. Las empresas utilizan la cuenta de resultados, uno de varios estados financieros, para registrar los ingresos, los gastos, las ganancias y las pérdidas, como podría ocurrir con la venta de activos a largo plazo. La distinción entre las ganancias y las pérdidas por la venta de activos, que puede incluir la propiedad, las inversiones o los equipos, y las transacciones financieras relacionadas con las actividades primarias de una empresa ayudan a clarificar dónde registrar la pérdida realizada en un estado de resultados.

Estados de resultados y activos

La cuenta de resultados, también llamada un estado de pérdidas y ganancias, ofrece una imagen de la rentabilidad de una empresa durante un período de tiempo específico. Las actividades primarias de una empresa se refieren a los productos o servicios que se venden, para lo cual la empresa obtiene ingresos e incurre en unos gastos relacionados. La venta de los activos, lo cual no es una actividad primaria, se registra por separado de las transacciones relacionadas con las actividades primarias. Los activos fijos son activos a largo plazo. Los activos corrientes, también llamados temporales, son aquellos que una empresa espera vender en un año.

Cuándo registrar

Las empresas registran las operaciones en las cuentas de resultados cuando se incurre en una deuda o cuando los ingresos se ganan y no cuando se paga la deuda o se reciben los ingresos. Las transacciones en efectivo recibidas y desembolsadas ​​no se registran en la cuenta de resultados. A raíz de esta práctica, la venta de un activo y la pérdida realizada se registra en la cuenta de resultados en el período en que se realizó la venta y se produjo la pérdida. La pérdida se realiza mediante la venta del activo.

Las ganancias netas y la pérdida realizada

La pérdida realizada se registra como el neto de dos cantidades. El cálculo del importe neto comienza con el precio original pagado o el valor en libros para el activo. Aunque la pérdida realizada por la venta de un activo se registra en la cuenta de resultados, todos los activos de la compañía se listan en el balance general. El importe neto es el valor contable menos el importe de la venta actual. Un ejemplo es una máquina plegadora con un valor contable de US$5.000 que luego es vendida por un monto de US$3,000. El neto es una pérdida realizada de US$2.000.

Las ganancias y las pérdidas no operativas

La cuenta de resultados incluye varias secciones para registrar las transacciones de las actividades primarias y de otro tipo. La pérdida realizada se registra en la sección denominada "ganancias y pérdidas no operativas" u "otros ingresos o pérdidas". La pérdida, que es el importe neto de la venta, no se registra ni como un gasto de operación ni como un ingreso por ventas. La pérdida realizada se registra debajo del número de margen bruto o ganancia y ésta refleja los ajustes para los ingresos, los gastos y las operaciones en el estado de resultados. Asimismo, las empresas registran las ganancias y la pérdida realizada de la venta de valores de inversión en las cuentas de resultados. Sin embargo, esta actividad se registra como "ingresos netos" u "otros ingresos y gastos".

Créditos de las fotos

  • Jupiterimages/Photos.com/Getty Images