Porcentaje de cuentas por cobrar vs. porcentaje de ventas

Escrito por Kenneth V. Oster | Traducido por Elizabeth Garay Ruiz

Los porcentajes de cuentas por cobrar y los porcentajes de ventas son dos métodos contables asignados para reconciliar cuentas de clientes tácitamente no recuperables. Cuando son permitidos por los Principios Contables Aceptados Generalmente (GAAP, por sus siglas en inglés), estas dos estrategias se prefieren sobre gastos de mala deuda por pérdida total. El porcentaje de las cuentas por cobrar y el de las ventas ofrecen a un negocio la habilidad de estimar con precisión la pérdidas por una mala deuda que ambas tendrán en cada reporte fiscal de período que ocurra.

Método de Reserva

Los métodos de provisión de deudas incobrables ofrecen un sentido para contar con deudas incobrables actuales y esperadas en un período contable a través de entradas en el diario y reportes financieros. Los métodos de reserva gastan deudas no recuperables contra cuentas por cobrar al final de un período contable en que la deuda incobrable fue creada. Más importante, las deudas consideradas no cobrables pueden ajustarse en el mismo período en que fueron creadas, eliminando la necesidad de llevar deudas incobrables en el siguiente período contable.

Hoja de balance

El porcentaje de cobrables es considerado en la hoja de balance anual. El registro de cuentas de deuda no cobrable se llama en ocasiones cuentas dudosas y presenta una entrada de reserva en el diario por cuentas dudosas. Las reservas de deudas por cobrar como porcentaje de las cobrables se calcula multiplicando las cuentas por cobrar por un porcentaje estimado de deudas no cobrables esperadas. Las cuentas incobrables se restan de las cuentas recibidas en la hoja de balance y el resultado reportado son las cuentas por cobrar netas.

Estado de ingresos

El porcentaje de ventas es considerado para el estado de ingresos anual. Este método supone que un porcentaje del crédito de ventas para un período contable no es cobrable. Al usar este método, las deudas incobrables se calculan multiplicando las ventas de crédito por un porcentaje estimado considerado no cobrable. Las reservas de deuda incobrable se coloca como gasto restado del ingreso bruto, reduciendo el ingreso neto para el período reportado. Este método es usado para cuentas incobrables directamente presentadas a un cliente por la compañía, no para ventas de tarjetas de crédito.

Requisitos fiscales

Usando los porcentajes de ventas y los porcentajes de cuentas por cobrar para registrar los gastos de mala deuda no está autorizado para cálculos de ingresos fiscales por el IRS. La pérdida directa de las deudas no recuperables es el método requerido por el IRS cuando calculas el ingreso con propósitos fiscales. La pérdida directa requiere al cantidad actual de deudas malas que sea restada de las cuentas por cobrar cuando la determinación se establezca que una deuda no es recuperable. La pérdida directa no permite una estimación de deuda mala para el período anual de reporte.

Créditos de las fotos

  • Comstock/Comstock/Getty Images