¿Cómo logro que mis ganancias y pérdidas se balanceen con mi hoja de balance?

Escrito por Eileen Rojas | Traducido por Ana Grasso

Las pérdidas o ganancias de tu compañía también son conocidas como declaración de ingresos. Esto y la hoja de balance son dos de los tres reportes financieros principales creados al final de cada año fiscal, junto con la declaración de flujo de efectivo. La declaración de pérdidas y ganancias incluye todo tu ingreso para un cierto período, así como ventas, intereses y ganancias de inversiones; y todas tus expensas, como costos de operación, tarifas y los costos de los bienes vendidos. Las pérdidas y ganancias se balancean cuando el ingreso, las expensas y la ganancia o pérdida se suman correctamente. La hoja de balance incluye activos como el efectivo y cierto equipamiento y edificaciones; los pasivos a largo plazo y actuales como cuentas por pagar; y el capital del duelo. La hoja de balance se balancea cuando los activos, pasivos y la equidad se suman correctamente. Para asegurarte de que tu declaración de pérdidas y ganancias y la hoja de balance se encuentren balanceadas, revisa todos los balances de las cuentas cuidadosamente al final de período de reporte.

Balance de prueba

Un balance de prueba actúa como una hoja de trabajo para un negocio. Lista todas las cuentas que se encuentran en el libro mayor de la compañía. El listado de las cuentas se divide entre cuentas con balances de débito y aquellas con balance de crédito. Las cuentas de activos y expensas tienen balances de débito. Los pasivos, capital del dueño y la cuenta de ingresos tienen balances de crédito. La suma de todas las cuentas con balance de débito debería ser igual a las cuentas con balance de crédito. Cuando estos dos totales no son iguales, entonces es necesario ajustar entradas para que las cuentas se balanceen.

Declaración de ganancias y pérdidas

Si los débitos y créditos en tu balance de prueba no se suman correctamente, revisa las cuentas reportadas en la declaración de pérdidas y ganancias y determina si se publicaron transacciones erróneas en esas cuentas, añade una entrada ajustada a las cuentas afectadas. Una vez que estas entradas sean publicadas, las cuentas y la declaración de pérdidas y ganancias deberían balancearse.

Hoja de balance

Cuando tu balance de prueba no está ajustada, revisa las cuentas reportadas en la hoja de balance y determina si se publicaron transacciones erróneas en estas cuentas. Si identificas un error en cualquiera de estas cuentas, añade una entrada ajustada en las cuentas afectadas. Una vez que estas entradas sean publicadas, las cuentas y la hoja de balance deberían ser precisas y estar ajustadas.

Reporte de ingresos

Luego de corregir publicaciones de transacciones erróneas identificadas en la revisión de la cuenta, es importante revisar la ganancias o pérdida neta reportada en la declaración de pérdidas y ganancias para verificar que sea igual al monto de ingresos o pérdidas ubicadas en la sección de capital del dueño en la hoja de balance. Esta es la prueba final para determinar que ambos reportes financieros estén balanceados de manera precisa.

Créditos de las fotos

  • Stockbyte/Stockbyte/Getty Images