Cosas que debes saber cuando vas a una entrevista

Escrito por Amber Keefer | Traducido por Maria del Rocio Canales

Es simplemente natural estar nervioso cuando vas a una entrevista de trabajo. Te preocupa decir algo incorrecto o cometer un error que te podría costar la oportunidad de obtener el empleo. Lo que debes recordar es que las entrevistas de trabajo tienen dos lados. Junto con la oportunidad de venderte a la compañía, la entrevista te da la oportunidad de determinar si la compañía es la correcta para ti.

A dónde ir

No ir al lugar correcto sucede más a menudo de lo que imaginas. Fallar al pedir indicaciones específicas te puede retardar y costarte la entrevista. Si no conoces la dirección, no finjas que sabes dónde es. Pregunta por la dirección, el nombre del edificio y el piso en donde se encuentra la oficina cuando te den las indicaciones. Haz un recorrido de prueba para que sepas exactamente adonde irás el día de la entrevista. Esto de dará una oportunidad de ver cuánto tiempo te toma llegar ahí, así como valorar los lugares de estacionamiento. Prepararte de esta manera te debe dar bastante tiempo el día de la entrevista. De hecho, tal vez desees ir a la segura y planear llegar 15 minutos más temprano.

Conocimiento acerca de la compañía

Obtener un entrevista es el primer paso para conseguir el trabajo. El reto está en hacer que sobresalgas de la multitud. En vez de perder tu tiempo estando nervioso durante los días previos a la entrevista, ocupa el tiempo constructivamente. Una de las mejores maneras de promoverte es investigar la historia de la compañía, la misión y las metas a largo alcance. Entre más sepas acerca de ella, mejor oportunidad tendrás de presentarte como el candidato correcto para el trabajo. Demostrar tu conocimiento acerca de la compañía demuestra que estás realmente interesado. Armarte con detalles de ella también te puede hacer sentir con más confianza cuando acudas a la entrevista. Date cuenta de que tu también estás valorando la compañía tanto como el entrevistador a ti.

La comunicación es la clave

Las buenas habilidades de comunicación son un requerimiento estándar para cualquier trabajo. Enfócate en ser amigable y extrovertido. Comienza conectándote con el entrevistador, agradale, haz contacto visual y ofrécele un firme apretón de manos. Muestra al entrevistador que puedes interactuar con otros. Dale una adecuada cantidad de información cuando respondas a sus preguntas, pero evita desviarte del punto central. Si necesitas tiempo para pensar acerca de una pregunta antes de responder, dilo. El Dr. Ronald E. Riggio, autor y experto en las áreas de psicología social y organizacional, recomienda pedir al entrevistador replantear su pregunta si no estás seguro de que entiendes lo que está preguntando.

Salario

Si no sabes cómo responder a la pregunta acerca del salario, di al entrevistador que esperas ganar algo dentro del rango promedio que ellos pagan por la posición. Toma tiempo para investigar la escala de pagos usual para ese tipo de trabajo en el área. No deseas malbaratarte ni sacarte de la partida pidiendo un salario más allá de lo que la compañía normalmente paga. Otra manera de abordar la pregunta es pedir un salario promedio que deje espacio para negociar o simplemente especificar que tus requerimientos en cuanto al salario son negociables.

Créditos de las fotos

  • Comstock Images/Comstock/Getty Images